RSS

Archivo de la etiqueta: judios

¿Quién Controla los Medios de Comunicación? – Supremacia Judia en los Medios

 Adolf Hitler, en su discurso: “Porque somos antisemitas”, en una reunión del partido NSDAP en el gran salón de Hofbräuhaus, viernes 15 de agosto de 1920. (FB)

“Tal como está, la prensa se ha convertido en el mayor poder dentro del Mundo occidental, más poderoso que el poder legislativo, el ejecutivo y el poder judicial. A uno le gustaría preguntar, ¿por quién se ha elegido y para quién es este responsable?”

Aleksandr Solzhenitsyn

(…)

Cuatro de los cinco gigantes del entretenimiento son ahora gestionados o propiedad de Judios. News Corp. de Rupert Murdoch (en el número cuatro) es el único bastión gentil (no-judío), sin embargo, Rupert es tan pro-Israel como cualquier Judío, o probablemente aún más.”

— Los Angeles Jewish Times, “Yes, Virginia, Jews Do Control the Media,” Oct. 29-Nov. 11, 1999 p. 14

Paul Heyman, productor y escritor judío de la WWE: Los Judíos somos los dueños de los Medios de Comunicación

En la película ganadora de un óscar, Network, Howard Beale, el “profeta loco” es consumido por la idea de exponer un peligro insidioso al que enfrenta Estados Unidos: La toma de control de la televisión estadounidense por parte de los árabes a través de sus petrodólares.

La película se basa en un guión ganador del Oscar por Paddy Chayefsky (un judío), que representa a una oscura trama de los árabes para comprar y controlar las cadenas de televisión. Howard Beale, interpretado por Peter Finch, es un presentador de noticias desquiciado que dice lo que piensa sobre cualquier tema, lo que resulta en ratings exorbitantes.

Imagínese si partidarios iraquí-estadounidenses de Saddam Hussein tuvieran el control de los medios estadounidenses. Supongamos que controlan las redes nacionales de televisión y fueran la mayoría de los propietarios, productores y guionistas de la televisión de entretenimiento y noticias.

La TV es un poder irresistible que llega a cada hogar estadounidense (y del mundo) – la fuente principal por el cual la mayoría de los norteamericanos aprenden sobre el mundo. Tenga en cuenta los peligros de ese enorme poder dominado por una minoría muy unida, iraquí, musulmán que apoyara el régimen de Hussein.

Si los medios de comunicación alternativos a la televisión siguieran en libertad, estos sin duda considerarían la dominación iraquí de los medios de comunicación como un gran peligro para Estados Unidos. Cada fuente de comunicación no-iraquí proclamaría que dicho control amenaza sus libertades. El Congreso probablemente redactaría leyes para romper el dominio absoluto en la televisión por parte de iraquíes. Patriotas les recordarían a los estadounidenses que si no fueran libres para obtener noticias imparciales, documentales y la programación, la democracia no podría funcionar.

El poder de la TV al estar controlado por un solo punto de vista erosionaría la fundación de todas las libertades: La libertad de expresión. Los expertos estarían indignados de que no-estadounidenses, personas con lealtad a una potencia extranjera, tuvieran el control sobre la mente americana.

Llevando la analogía más lejos, imagine si el resto de los medios de comunicación también estuvieran en manos iraquíes. Supongamos que las tres principales revistas de noticias, Time, Newsweek, y U.S. News and World Report estuvieran en manos de los iraquíes, que los tres periódicos estadounidenses más influyentes, The New York Times, The Wall Street Journal y The Washington Post – así como una mayoría de los principales periódicos y revistas restantes – fueran controlados por los iraquíes.

Imagine que musulmanes iraquíes dominaran la industria Hollywood, así como también las publicadoras de libros e incluso las distribuidoras de libros. También imagine que los iraquíes tienen una inmensa fortuna en los negocios y la banca, y arraigados a fondo en el entretenimiento y Hollywood, el mundo académico, la judicatura y el gobierno.

Además de todo esto, supongamos que los partidarios de Saddam Hussein tuvieran el más poderoso grupo de presión en Washington y fueran responsables de la mayor parte de la recaudación de fondos tanto de los partidos Demócratas como los Republicanos. Suponga que un dedicado iraquí fuese jefe del Consejo de Seguridad Nacional en la Casa Blanca. ¿Representaría una situación así un peligro para Estados Unidos?

Si los estadounidenses se despertaran una mañana y encontraran nombres árabes garabateados en todo los créditos de su producción de cine y televisión, en sus cabeceras de revistas y periódicos y en las páginas de sus libros, millones dirían: “¡Hemos sido conquistados!” Los televidentes sospecharían de los motivos de todo lo que vieran en la televisión y leyeran en los periódicos, revistas y libros. Serían especialmente cuidadosos de la información acerca de los problemas relacionados con los iraquíes, Saddam Hussein, el islam y el conflicto de Oriente Medio. En muy poco tiempo, muchos estadounidenses gritarían de la misma forma que Howard Beale: “¡Estoy muy enojado, y no voy a soportarlo más!

Howard Beale

Howard Beale

Cuando me di cuenta de que la Revolución rusa no fue rusa, sino que fue financiada, organizada y liderada sobre todo por Judios que fueron expulsados por un conflicto de siglos entre ellos y el pueblo ruso, me preguntaba cómo un hecho histórico tan importante había sido ocultado tan efectivamente.

Al conocer plenamente sobre el asesinato Comunista de millones de cristianos en Rusia y Europa del Este, me pregunté por qué había tan pocas películas, series de televisión dramáticas o documentales, novelas, libros o artículos de revistas sobre ello, al mismo tiempo  que había (y hay) un sin fin de cobertura del Holocausto (HoloCuento®).

Después leí un ejemplar del periódico Thunderbolt, publicado por el Dr. Edward Fields de Marietta, Georgia. Dr. Fields documento cuidadosamente el control judío de las tres principales cadenas de televisión de Estados Unidos, NBC, CBS y ABC. Revisé cuidadosamente las fuentes del Dr. Fields, que incluía biografías publicadas por Judios.

En el momento de mi primera investigación, Richard Sarnoff era el jefe de NBC, William Paley era el jefe de CBS, y Leonard Goldenson controlaba la ABC. Me quedé sorprendido al enterarme de que los tres eran Judios, y todos habían sido honrados con premios de numerosos grupos judíos, sionistas y pro-israelíes.

Entonces descubrí que el diario más popular en Estados Unidos, The New York Times, es propiedad de judios y es editado por judios. También lo es el periódico que tiene más influencia en el gobierno federal que cualquier otro, el Washington Post. Los judios también poseen el mayor diario de circulación en los Estados Unidos, The Wall Street Journal.

Me enteré de que los judios habían dominado Hollywood durante años. Fue interesante descubrir que de los “Hollywood Ten” (Diez de Hollywood), 9 eran judíos. Al mirar las revistas y las editoras de libros, de nuevo, descubrí una preponderancia notable de Judios, la mayoría de ellos dedicados a los intereses judíos, al igual que el hoy Steven Spielberg (director de La lista de Schindler), que es un abierto partidario de las causas sionistas. De hecho, la película más vista que se ha hecho sobre el Holocausto®, vista como si fuera historia por millones, fue totalmente una producción judía.

Jerry Molen, productor; Gerald R. Molen, productor; Steven Spielberg, director, productor; Kurt Luedtke, guionista; Steve Zaillian, guionista; Janusz Kaminski, el director de fotografía; Michael Kahn, editor; Ewa Braun, decoración del set/diseño; Branko Lustig, productor, diseñador de producción; Allan Starski, el diseñador de producción; Lew Rywin coproductor.

Años más tarde leí algunas publicaciones judías en la que se jactaban de la dominación judía de los medios de comunicación estadounidenses. También leí An Empire of Their Own” de Neal Gabler“, un libro que detalla la toma de posesión judía de la industria cinematográfica.

Ben Stein, un guionista judío, escribió el libro The View from Sunset Boulevard. En el B. Stein cándidamente comenta que una gran mayoría de los escritores y ejecutivos de televisión de Hollywood son judíos y que ellos se oponen terminantemente a los valores cristianos y la conservación de las tradiciones (de los gentiles).

B. Stein escribió un artículo para E!-online en 1997 titulado: “¿Controlan los judios los medios?” acompañado con un subtítulo que lee, “Por supuesto que si – Y que con eso”.

(Fuente original: Stein, Ben. (1997). “Do Jews Run the Media: You Bet they Do — And What of it?” E! online Internet Magazine)

Ben Stein

Ben Stein

Por alguna razón en el año 2007 E!-online elimino el artículo, pero no antes de que este fuera copiado por muchas otras páginas web. El artículo completo se puede encontrar en rense.com, pero el artículo se ha desvanecido de las paginas mainstream. En la propia página de Ben Stein el link al artículo esta caído. Sin embargo, la Wayback Machine, un servicio de archivo de Internet, ha archivado las instantáneas de la misma, por lo que todavía podemos ver el artículo en su forma original.

Jews DO control the media

Algunas citas del artículo:

“Hollywood es controlado por Judios;. Es propiedad de Judios – y ellos deberían tener una mayor sensibilidad sobre el problema de las personas que están sufriendo porque…hemos visto… la bola de grasa, hemos visto el chino, hemos visto al peligroso ‘Jap’ de ojos rasgados, hemos visto el astuto filipino, hemos visto todo, pero nunca vimos el Kike (el judio). Porque ellos saben perfectamente bien, que allí es donde se traza la [línea].”

— Brando en el programa Larry King Live

(…)

“Primero, es extremadamente claro para cualquiera que en Hollywood, por decirlo de alguna manera, los judios esta ‘a cargo’, de una manera que no es duplicada en algún otro gran negocio… ”

Ben Stein continúa nombrando una lista de ejecutivos judíos que dirigen los principales estudios, de la misma manera que Joel Stein haría en su artículo de Los Ángeles Times, ocho años después.

“En la poderosa Paramount, el accionista mayoritario es Sumner Redstone. El jefe del estudio es Jon Dolgen. El jefe de producción es Sherry Lansing -todos los miembros de la tribu (judía).

En la titánica Disney, el CEO es Michael Eisner, el judío más asimilado del mundo, que bien podría ser un presbiteriano. El subjefe es Michael Ovitz, también un judío. El Jefe del estudio es Joe Roth. (adivinen)

En la renovada y energizada ICM, los amos son Jeff Berg y Jim Wiatt. En la todavía abrumadora CAA, Jack Rapke y otros miembros de mi fe predominan. En William Morris, Jon Burnham y otros Judios están, por lo general, en las posiciones de poder.”

(Artículo Completo)

En los 1970, el Dr. William L. Pierce, director de la National Alliance y editor de la revista National Vanguard, junto con su equipo, investigo el tema y documento el dominio judío en su ensayo Who Rules America(¿Quién controla América?)

Who rules america de William Pierce

Who rules america de William Pierce

Algunas citas del artículo:

NO HAY MAYOR PODER EN EL MUNDO de hoy que el ejercido por los manipuladores de la opinión pública en Estados Unidos. Ningún rey o Papa de la antigüedad, ningún general conquistador o sumo sacerdote nunca tuvo un poder que al menos se aproxime remotamente el de las pocas docenas de hombres que controlan los medios de comunicación de noticias y entretenimiento de los Estados Unidos.

Su poder… llega a todos los hogares en los Estados Unidos (y del mundo), y trabaja su voluntad durante casi todas las horas de vigilia. Es el poder que da forma y moldea la mente de casi todos los ciudadanos, jóvenes o viejos, ricos o pobres, simples o sofisticados.

Los medios de comunicación nos forman nuestra imagen del mundo y luego nos dicen qué pensar de esa imagen. Básicamente todo lo que sabemos (o creemos saber) acerca de los acontecimientos fuera de nuestro propio vecindario o círculo de conocidos viene a nosotros a través de nuestro diario, nuestra revista de noticias semanal, nuestra radio o nuestra televisión.

No es sólo la tremenda supresión de ciertas noticias de los periódicos o de la propaganda descarada de los “docudramas” de la TV que distorsionan la historia que caracteriza las técnicas de manipulación de opinión de los amos de los medios. Ellos ejercen tanto la sutileza y el rigor en la gestión de las noticias y el entretenimiento que nos presentan.

Ellos nos permiten saber exactamente cuáles deben nuestras actitudes hacia los diferentes tipos de personas y comportamientos mediante la colocación de esas personas o esos comportamientos en el contexto de una serie de televisión o de una situación de comedia, y hacer que los otros personajes de la televisión reaccionen de la forma políticamente correcta.

El ciudadano medio, en cuya vida cotidiana, toma una porción tan poco saludable en sus horas ante la TV, distingue entre estas situaciones de ficción y realidad con mucha dificultad. Él responde a las acciones televisadas, declaraciones y actitudes de los actores de televisión tanto como él a sus propios compañeros en la vida real.

Para ya demasiados estadounidenses (y para el resto de los países) el mundo real ha sido sustituido por la falsa realidad del entorno de la televisión, y es a esta falsa realidad a la que sus impulsos responden.

Y como sucede con la televisión de entretenimiento, lo mismo sucede con las noticias, ya sea por televisión o impresa. Lo grave de esta forma de control del pensamiento es que incluso cuando nos damos cuenta de que el entretenimiento o las noticias son sesgados, los amos de los medios todavía son capaces de manipular a la mayoría de nosotros. Esto se debe a que ellos no sólo sesgan lo que nos presentan, sino que también establecen límites tácitos y normas básicas para el espectro admisible de opinión.

Como ejemplo, considere el tratamiento mediático de las noticias de Oriente Medio. Algunos editores o comentaristas son servilmente pro-Israel en cada palabra, mientras que otros parecen casi neutrales. Nadie, sin embargo, se atreve a sugerir que el gobierno de EE.UU. está apoyando el lado equivocado en el conflicto árabe-judío, o que el 9-11 fue el resultado de ese apoyo. Tampoco nadie se atreve a sugerir que el enviar fuerzas de EE.UU. para paralizar Irak, principal rival de Israel en Oriente Medio, servía a los intereses judíos, en lugar de los intereses estadounidenses. Por lo tanto, un espectro de opinión permisible, de pro-Israel a casi neutro, es establecido. (El mismo espectro permisible se repite con las cuestiones raciales, el multiculturalismo y la “diversidad”) Es una situación de “cara yo gano, cruz, tú pierdes”

¿Y quiénes son estos todopoderosos dueños de los medios de comunicación? Como veremos, en gran medida son Judios. No es simplemente una cuestión de que los medios de comunicación están controlados por los capitalistas hambrientos de ganancias, y algunos de los cuales resultan ser Judios. Si ese fuera el caso, el origen étnico de los amos de los medios se reflejaría, al menos aproximadamente, la relación de gentiles ricos a judios ricos. A pesar de algunas excepciones destacadas, la preponderancia de los Judios en los medios es tan abrumadora que nos vemos obligados a asumir que es debido a algo más que una mera casualidad.

(Vea el Ensayo completo para leer más)

Lo que descubrí fue que la peor pesadilla de Paddy Chayefsky y su personaje en Network, Howard Beale, se había vuelto realidad. Una minoría muy cohesiva, con una lealtad de más de 3 mil años hacia su pueblo y una fanática dedicación a su nuevo estado recién formado, dominaba los medios de comunicación en Estados Unidos. Pero no eran los árabes los que tenían este poder, ni los irlandeses, o los alemanes, franceses, ingleses, rusos, suecos, daneses, o los italianos. No eran musulmanes, cristianos, mormones o católicos.

Irónicamente, es el grupo al que pertenece Paddy Chayefskys – un entusiasta de las causas judías y el estado de Israel- P. Chayefskys astutamente trata de influenciar a los espectadores en contra de los árabes, al acusarlos ficticiamente de intentar aquello que los judios ya habían logrado.

El resto del equipo de Network incluye al director Sidney Lumet, al productor Howard Gottfried, y al editor Alan Heim. La misma tribu que financio, produjo, escribió y distribuyo el filme Network, domina los medios de comunicación estadounidenses, en realidad, dominan los medios de comunicación de todo el mundo Occidental.

El poder de los judios en los medios de comunicación es tan extenso, que muy difícilmente podría exagerarlo. No es simplemente cuestión de que su poder es completamente desproporcionado a su porcentaje en la población, su poder es abrumador.

OTROS MÉTODOS DE CONTROL DE PRENSA

Logo ADL

ADL

No sólo los judios tienen un inmenso poder en los medios de comunicación a través de la propiedad y por medio de las posiciones clave para el control de la producción, la gestión, la contratación, la dirección editorial, y la escritura, sino que también tienen grupos clave de vigilancia que monitorean todas las principales publicaciones (y figuras públicas) para detectar cualquier evidencia de oposición a la supremacía judía e Israel. Una de estas multimillonarias organizaciones internacionales se llama la Liga Anti-Difamación de B’nai Brith.

Cualquier persona que se atreva a hablar libremente, es susceptible de ir en contra de esta organización que puede destruir la carrera de casi cualquier persona que considere una amenaza. La ADL también controla todas las fuentes posibles de información disponible al público, los intentos de suprimir cualquier cosa que ve como perjudicial para las relaciones públicas judías. Una de las más recientes empresas fue el desarrollo de un filtro de Internet para particulares, bibliotecas e instituciones educativas.

Por supuesto, los sitios web como el de David Duke, y otros sitios que se atreven a exponer la supremacía judía son bloqueados por los censores autonombrados.

“A través de sus 31 oficinas en todo el país, la ADL supervisa los programas escolares, listas de la adquisición de bibliotecas, conferencias y simposios públicos, que trabajan entre bastidores para reprimir la libertad intelectual.”

— Robert Friedman, “La policía del pensamiento judía: ¿Cómo la Anti-Defamation League Censora libros, intimida a los bibliotecarios, y espía a los Ciudadanos, The Village Voice, 27 de julio de 1993.

Caricatura satírica de Abraham Foxman, presidente de la ADL

Caricatura satírica de Abraham Foxman, presidente de la ADL

ISRAEL Y ARABIA

Tal vez la mejor manera de ilustrar el sesgo de los medios de comunicación es examinar la cobertura de los medios sobre Israel, en comparación con sus vecinos árabes. No hay evidencia más reveladora de cómo los judios ejercen su poder en los medios de comunicación en la búsqueda de sus intereses. Considere lo siguiente:

Irak fue condenado y atacado por la invasión de su vecino Kuwait, sin embargo… Israel invadió a su vecino Líbano, que finalmente costó la vida de al menos 20.000 civiles libaneses e incontables miles de millones de dólares de la propiedad.

La razón del ataque contra Irak, fue el hecho de que había desobedecido las resoluciones de la ONU de abandonar Kuwait, sin embargo… Israel ha desafiado las resoluciones de la ONU desde la invasión original en la década de 1980 y todavía permanece en los altos de Golán.

Otra razón por la que se atacó a Irak era porque aparentemente Irak había violado las regulaciones de la ONU sobre armas no convencionales, sin embargo… Israel, por supuesto, ha violado los reglamentos de armas desde el principio, desarrollando todo desde gas nervioso, armas biológicas a armas nucleares.

Y podría seguir y seguir, pero el catalogar la inmensa información sesgada, pro-Israel en los medios de comunicación sería una tarea monumental.

La dominación de los medios de entretenimiento y noticias de Estados Unidos es tan evidente que algunos medios de comunicación judíos han comenzado a reconocerlo, pero sugiriendo que la dominación judía no hace ningún impacto real sobre el contenido.

La portada de la revista Moment de agosto de 1996 fue adornado con el titular: “Los judios controlan Hollywood, ¿y qué?” El artículo, escrito por el conocido crítico de cine judio Michael Medved, incluyen los siguientes comentarios:

“No tiene ningún sentido en absoluto el tratar de negar la realidad del poder y protagonismo judío en la cultura popular. Cualquier lista de los ejecutivos de producción más influyentes de en cada uno de los grandes estudios de cine producirá una gran mayoría de nombres reconociblemente judíos.”

Un documental de 1998 hecho para la televisión que salió al aire en la cadena de cable Arts & Entertainment se jactó de la preeminente influencia judía en los medios de comunicación y en la formación de nuestra sociedad para sus propósitos. Fue realizado por Elliot Halpern y Simcha Jacobvici Productions, y escrita y dirigida por Simcha Jacobvici. El documental cuenta cómo los judios superaron los cineastas gentiles como Thomas Edison y DW Griffith, y reemplazado gradualmente sus temas tradicionales americanos. Películas como El Nacimiento de una Nación de Griffith que honran el patrimonio tradicional de occidente, se vieron reemplazadas con loas al inmigrante y multiracialismo. En una entrevista al autor judío Neil Gabler, que francamente dice cómo sustituyeron al “verdadero” Estados Unidos.

“(Los judios) Crearon su propia América, una América que no es la verdadera América … Pero en última instancia, esta américa falsa se volvió tan popular y tan ampliamente difundida, que sus imágenes y sus valores terminaron por devorar a la verdadera América. Y así, la gran ironía de todo Hollywood – Es que los estadounidenses llegan a definirse a sí mismos por la américa falsa que fue creada por los inmigrantes judíos de Europa del Este que no era permitidos en el recinto de la América verdadera.”

El narrador continúa diciendo que los Judios de Hollywood se convirtieron casi en un Dios con su poder y establecieron un sistema para aumentar su prestigio a los ojos de los estadounidenses.

“Donde hubo nuevos dioses debe haber nuevos ídolos. Así, los jefes de los estudios iniciaron una alianza cinematográfica con el noble título de The Academy of Motion Picture Arts and sciences. Fue la brillante idea de Mayer de crear los Oscar donde los magnates del cine  se alaban a sí mismos, dando unos a otros premios. De esta manera, se pasó de ser un grupo de Judios de inmigrantes a los galardonados productores estadounidenses.”

Who runs hollywood, C'mon

Who runs hollywood, C’mon

Para darle al lector aún más evidencia sobre el extenso poder judío sobre Hollywood y los medios en general, citare las palabras de un escritor judío, que trabaja para un medio judío.

La industria cinematografía es casi exclusivamente judía, de acuerdo con un artículo en el LA TIME del 19 de diciembre de 2008, escrito por el periodista judío Joel Stein, titulado: “Los judios controlan Hollywood completamente” En una franca admisión del poder judío, Stein escribió:

“¿Qué tan judío es Hollywood? Cuando los jefes de estudio sacaron un aviso a página completa en Los Angeles Times hace unas semanas para demandar que los Screen Actors Guild finiquitaran su contrato, la carta abierta fue firmada por:

El Presidente de News Corp. Peter Chernin (JUDIO), el presidente de Paramount Pictures Brad Grey (JUDIO), el Jefe Ejecutivo de Walt Disney Co. Robert Iger (JUDIO), el president de Sony Pictures Michael Lynton (sorpresa, judío alemán), el presidente de Warner Bros. Barry Meyer (JUDIO), El jefe ejecutivo de CBS Corp. Leslie Moonves (tan judío que su tío fue el primer ministro de Israel), el jefe de MGM Harry Sloan (JUDIO) y el jefe ejecutivo de la NBC Universal Jeff Zucker (mega-JUDIO).

Si alguno de los hermanos Weinstein hubiese firmado, este grupo no solo hubieran tenido el poder de cancelar cualquier producción cinematográfica, sino también la de formar un minyan con suficiente agua fiji para llenar una mikvah.

La persona a la que le gritaban era en ese aviso era al presidente de SAG, Allen Rosenberg (adivinen). La réplica mordaz al anuncio fue escrita por el super agente del entretenimiento Ari Emanuel (un judío con padres israelíes)

Los Judios son tan dominantes, que tuve que rebuscar en los oficios para conseguir a seis gentiles (no-judios) que estuvieran ocupando altos cargos en empresas de entretenimiento. Cuando los llame para hablar de su avance increíble, cinco de ellos se negaron a hablar conmigo, al parecer por temor a ofender a los judios. El sexto, el presidente de la AMC, Charlie Collier, resultó ser judío.

Sí, controlamos Hollywood. Sin nosotros, estarían hojeando entre “The 700 Club” y “Davey and Goliath” en la televisión todo el día.

Pero no me importa si los estadounidenses piensan que nosotros controlamos los medios de comunicación, Hollywood, Wall Street o el gobierno. Sólo me importa que podamos seguir controlándolos.”

Los judios tienen una influencia desproporcionada en los medios de comunicación en Occidente, la prensa, los canales de TV/satélite, estaciones de radio, editoriales, y también en la industria del cine, para promover los anti-valores judios, y donde los enemigos políticos del sionismo son retratados como sub-humanos.

Hollywood esta principalmente -de acuerdo a las fuentes judías- en manos de los judíos, y es mal utilizada como un instrumento de propaganda. Las películas de Hollywood no solo dan forma a la mente de los occidentales, sino también, debido a su alcance global, al resto del mundo.

Los judíos SI controlan los medios de comunicación

“Seamos honestos con nosotros mismos, aquí, compañeros de Judios. En efecto si controlamos los medios de comunicación. Tenemos tantos tipos en las oficinas ejecutivas en todas las grandes empresas de producción de películas que es casi obsceno. […] ¿Sabía usted que los ocho grandes estudios de cine están a cargo de Judios? “

– Periodista judío Elad Nehorai en “Jews DO control the media“, The Times of Israel, 1 de julio de 2012.

(…)

“Uzi Safanov, un escritor del periódico Seawanhaka de la Universidad de Long Island, en Nueva York, estuvo de acuerdo. ‘Yo soy un Judío antes de ser periodista, antes de que alguien me pague para escribir’, dijo. ‘Si encuentro algo negativo sobre Israel, no lo imprimiré’.

Safanov dijo que incluso si finalmente escribió sobre incidentes negativos que suceden en Israel, que tratará de encontrar la manera de cambiar la culpa (al enemigo de Israel)’”

— Jewish Bulletin of Northern California, Nov/23/2001, en un artículo reportando sobre una reunión de periodistas judios en “Do the Write Thing“, un programa especial para estudiantes de periodismo, patrocinado por la Jewish Agency for Israel y el World Zionist Organization en la Asamblea General de las Comunidades Judías Unidas.

¡Los hechos son hechos; las masas siempre escuchan el lado judío en todo!

El control mediático de los judíos no está aislado en Estados Unidos, sino que es un patrón mundial, pero debido a cuestiones de tiempo y espacio, lo dejare limitado al caso de estados unidos, ya que de todas formas el 90% (o tal vez mas) de lo que vemos en la TV o el cine, sale de dicho país.

Para terminar me gustaría enfatizar algo, recuerde quienes son los dueños de los medios de comunicación cuando veas las noticias, cuando veas películas o documentales “históricos” sobre los “malvados nazis” y su “satánico” líder, Adolf Hitler, cuando veas las interminables películas del holocuento judío, o películas FALSAS sobre la esclavitud (“Twelve Years as Slaves” me viene a la mente).

1045185_493389077410349_1092083775_n

“La ignorancia de las grandes masas sobre la naturaleza interna del judío, la falta de instinto y la estrechez mental de nuestras clases altas, hacen del pueblo una víctima fácil de la campaña de mentiras judía. Mientras que desde la cobardía innata, las clases altas se alejan de un hombre, el cual es atacado por las mentiras y calumnias judías, las grandes masas por estupidez o simplicidad, creen todo.

Las autoridades estatales, o se esconden en el silencio, o lo que suele ocurrir, con el objetivo de poner fin a la campaña de prensa judía, persiguen a los injustamente atacados… Junto a la francmasonería está la prensa como una segunda arma al servicio del judaísmo. Con rara perseverancia y suma habilidad sabe el judío apoderarse de la prensa, mediante cuya ayuda comienza paulatinamente a cercar y a sofisticar, a manejar y a mover el conjunto de la vida pública, porque él está en condiciones de crear y de dirigir aquel poder que bajo la denominación de “opinión pública” se conoce hoy mejor que hace algunos decenios.”

— Adolf Hitler, Mein Kampf, Cap. XI

Toda la industria musical y del entretenimiento trabaja de forma conjunta con el Régimen. Hollywood y demás ralea están muy unidos a la industria militar. Por ejemplo, antes del 11S, Hollywood llevaba ya más de 10 años sacando películas con “terroristas islámicos”. Antes de eso, el malo era la URSS (lo gracioso es que la URSS formaba igualmente parte de la judería organizada, y lo sigue estando en la actualidad). Son poderosas armas de propaganda, de ingeniería social. Es decir, el Estado moldea el comportamiento de la masa en base a sus objetivos políticos. El objetivo del Sistema globalista judío en que vivimos es el Gobierno mundial. Luego la propaganda multicultural, la promoción de todo lo que conduzca a la destrucción de la unidad familiar, como forma de organización más básica y pilar de la sociedad, la promoción del mestizaje, muy especialmente entre los europeos étnicos (el único pueblo que aún puede competir con la organización judía), el antinacionalismo, la “igualdad”, distorsionar todos los valores que nos hacen fuertes y nos mantienen unidos, etc, nunca faltan a la cita.

Industria Musical y del Entretenimiento, Armas de Propaganda al Servicio del Sistema (Menuda Judiada)

Recuerda quienes son los dueños de los medios de comunicación cuando alguno de sus desinformadores en la mal llamada “Alternative Media” te diga que los dueños de los medios son los “globalistas”, “masones”, “iluminatis”, “reptiles espaciales”, “capitalistas”, o cualquier otro eufemismo para ocultar el hecho de que los dueños de dichos medios si tienen un rostro, y es un rostro judío.

Recuerda también las enseñanzas de libro más sagrado para los judios que forma su idiosincrasia, el talmud:

“Los Judíos pueden usar mentiras para engañar a un Gentil.” –Baba Kamma 113 a

“Proclamamos que es lícito hacer uso de la mentira y del perjurio si se requiere condenar en un juicio a un no judío”. –Baba Kama, 113b – Nota: recuérdese los “Juicios” de Núremberg

“Los judíos siempre deben tratar de engañar a los cristianos.” — Zohar 1, 160 a, (Nota: Una traducción más literal del talmud se refiere a paganos, no a cristianos, paganos es TODO no-judío.)

Prensa judia meme

Prensa Judía: Con esta bebida en tu estómago, servirás a los Judíos – y golpearas a tu hermano.

Fuentes:

JEWISH SUPREMACISM – MY AWAKENING ON THE JEWISH QUESTION, por David Duke. Free Speech Press Covington, LA 70434. © 2002 by David Duke. Free Speech Press P.O. Box 188 Mandeville, LA 70470.  http://davidduke.com/

radioislam – jewknowledge

 
36 comentarios

Publicado por en 4 marzo, 2014 en La verdad sobre Hitler y la SGM, Noticias

 

Etiquetas: , , , ,

COMO VEN LOS JUDIOS A LOS GENTILES (NO-JUDIOS): LA LISTA OFICIAL DE LOS “SERES HUMANOS”

Los Gentiles (no-judíos), ya sean hombres o mujeres, se encuentran en la parte más baja de una “Jerarquía de los Seres Humanos” oficial, de acuerdo con el ministro israelí de Asuntos Religiosos, el rabino Eli Ben Dahan.

La Jerarquía de la especie humana según el judio, Eli Ben Dahan, Haaretz (Dic/30/2013)

La Jerarquía de la especie humana según el judio, Eli Ben Dahan, Haaretz (Dic/30/2013)

Nuevamente, otra escandalosa muestra del racismo extremo del judaísmo, -que es tanto una política oficial del gobierno israelí, como de la ley judía en sus comunidades religiosas de todo el mundo- se encuentra en un artículo publicado en uno de los mayores periódicos israelíes, Haaretz.

El artículo, titulado “The hierarchy of the human species as told by Eli Ben Dahan (La jerarquía de la especie humana según lo dicho por Eli Ben Dahan)” se puede leer en su totalidad en línea con una suscripción gratuita a ese periódico (se requiere una dirección de correo electrónico funcional).

El artículo es de una entrevista al Viceministro Dahan sobre la homosexualidad y el judaísmo, preguntando si esto afecta a la “naturaleza judía de Israel”, y luego pasa a producir la “jerarquía” de los seres humanos, de acuerdo a la ley judía, de la siguiente manera:

1. Hombres judíos que tienen relaciones sexuales con mujeres judías.

2. judíos bastardos.

3. Mujeres judías que mantienen relaciones sexuales con hombres judíos o con EL Santo, bendito sea.

4. Hombres judíos que tienen relaciones sexuales con mujeres no-judías.

5. Hombres homosexuales judíos que tienen relaciones sexuales con hombres judíos.

6. Lesbianas judías que tienen relaciones sexuales con mujeres judías.

7. Hombres homosexuales judíos que tienen relaciones sexuales con hombre no-judíos hombres.

8. Lesbianas judías que tienen relaciones sexuales con mujeres no–judíos.

———————–

9. Goyim macho.

10. Goyim Hembra.

NOTEN como el rabino Eli Ben Dahan usa los términos “Hombre” y “Mujer” al hablar de sus congéneres, pero usa los términos “Macho” y “Hembra” al hablar de los no-judíos, es interesante porque son términos que todos usamos para referirnos al sexo cuando hablamos de animales, y ni voy a comentar sobre su uso del término despectivo “Goyim”.

El artículo continúa señalando:

“Tenga en cuenta el hecho de que por debajo de la línea son sólo “Goyim”; “no hay necesidad, ni razón para dividirlos en sub-categorías.”

¿Imagine por un segundo si cualquier otro pueblo o nación en la tierra crearan una lista de este tipo, y clasifiquen a los judíos como lo peor de lo peor?

¿Imagínese si Irán creara una lista donde clasifique a los judíos por debajo de los homosexuales musulmanes? El lobby judío en Estados Unidos llamaría a la guerra contra Irán…

El otro factor importante a considerar en este sentido es que esta clasificación de los seres humanos no es meramente una invención israelí (o sionista) – Sino que está basada en la Halajá, la ley judía, tal como figura en los libros “sagrados” judíos.

Es por lo tanto, representada en todas las comunidades religiosas judías de todo el mundo y ofrece una fascinante, aunque horrible, idea de cómo los judíos supremacistas ven a todos los gentiles, en todas las naciones.

Fuente:

Davidduke.com

 
35 comentarios

Publicado por en 22 enero, 2014 en La verdad sobre Hitler y la SGM, Noticias

 

Etiquetas: , , , , , ,

Judíos Nacionalsocialistas: los Soldados Olvidados de Hitler

Hans Sander

Hans Sander

150.000 Judíos Lucharon por Hitler: De ellos, hubo cerca de 30.000 que recibieron condecoraciones en la guerra y otros 19.000 fueron ascendidos de cargos, y Hitler llegó a expedir certificados de sangre alemana limpia llamado Deutschblütigkeitserklärung que no sólo les permitía combatir sino también ser considerados Arios y poder llegar a ser oficiales de los Ejércitos Nacionalsocialistas. Algunos incluso 100% Judíos formaron filas junto a Adolf Hitler en el NSDAP e incluso formaron parte de las temidas Unidades de Asalto Nacionalsocialistas, las SA.

Ese es el caso de Hans Sander que era Sturmführer de las SA así como miembro del Partido Nacionalsocialista (NSDAP), también fue receptor de la Medalla de Oro del Partido que se entregaba solo a aquellos que eran los más Fervientes Nacionalsocialistas. Sander era un miembro completamente entusiasta y llegó a recibir del propio Hitler un Deutschblütigkeitserklärung. El certificado expedido el 30 de julio de 1935 con la firma de Hitler, además señalaba especialmente: “Apruebo su petición, en lo que a usted respecta personalmente, en consideración a su larga pertenencia al partido y su servicio digno de mención a nuestro movimiento. No existe razón por la que no debería usted permanecer en el partido o en las SA y retener su puesto de mando”.

Hubieron muchos otros casos, pero aquí dejaremos una lista de los mas destacados:

El 30 de octubre de 1941, Hitler firmó un certificado a favor del teniente Ernst Prager, medio-judío, a fin de que pudiera incorporarse al servicio activo con un “status igual al de las personas de sangre alemana con respecto a las leyes raciales alemanas con todos sus derechos y obligaciones consiguientes”. Estos judíos llegaron a alcanzar incluso puestos de mando de relevancia. Por ejemplo, Ernst Bloch y Felix Bürkner fueron coroneles; Helmut Wilberg, general de la Luftwaffe; Paul Ascher, primer oficial de Estado mayor del almirante Lütjen en el famoso acorazado Bismarck; y los hermanos Johannes y Karl Zukertort, generales.

Por supuesto, el número de oficiales y suboficiales fue mucho mayor e incluyó al futuro canciller alemán Helmut Schmidt, que era un cuarto de judío y que llegó al grado de teniente de primera clase. La situación reviste un carácter aún más llamativo si se tiene en cuenta que en virtud de una orden de 8 de abril de 1940 se eximió de servir en el Ejército a todos los medio-judíos y que muchos de ellos se entregaron a un largo proceso para conseguir su readmisión en las unidades de combate. No sólo lo consiguieron, sino que obtuvieron numerosas condecoraciones militares por su valentía en el campo de batalla, como el teniente judío Paul-Ludwig Hirschfeld condecorado con la medalla por heridas de guerra y la cruz de servicio militar con espadas, al capitán judío Edgar Jacoby, que recibió tres condecoraciones incluida la medalla por heridas de guerra; al medio judío Ernst Bloch, con cinco medallas incluida la cruz de hierro de primera clase; al Fedlwebel medio judío Wilhelm von Helmolt, con cuatro condecoraciones incluida la de heridas de guerra; al general medio judío Werner Maltzahn, con cuatro medallas incluida la cruz de servicios de guerra de segunda clase.

No pocos de ellos recibieron por añadidura certificados de sangre alemana limpia firmados por el propio Hitler. Por ejemplo, el mismísimo medio judío Werner Goldberg, que era Gefreiter, fue presentado en una fotografía de propaganda del Tercer Reich como “El soldado alemán ideal” y posteriormente su cara fue usada en carteles de reclutamiento de los Ejércitos Nacionalsocialistas. Tampoco faltaron los casos de judíos a los que se otorgó la plena ciudadanía Aria por su cercanía con algún soldado alemán. Seguramente, el caso más conocido, aunque no el único, fue el del general y defensor de Berlín Gotthard Heinrici, que estaba casado con una medio judía. Legalmente, debería haberse divorciado pero logró para su esposa e hijos un certificado de sangre alemana limpia firmado por Hitler. Cabe mencionar que cuando Hitler invadió la URSS, en muchas aldeas y ciudades las poblaciones judías salieron a recibir a los alemanes como libertadores.

Me gustaría terminar este articulo con una porción de la historia, que permite ver sin lugar a dudas, que a estos 150.000 judios no se les acepto en la comunidad alemana solo para ser usados como carne de cañón.

Hitler adoraba a los niños y le gustaba tomarse fotos con ellos. Siempre que estaba de buen humor, hacia salir a los niños de la multitud que le aclamaba y les obsequiaba con pasteles. Su fotografo publicó un libro llamado “Hitler entre los niños”. De entre todos esos muchos niños, una niña llamó la atención del Führer dentro de la multitud al enterarse que cumplía años la misma fecha que el, es decir, el 20 de Abril.

La niña se llamaba Berneli Nienau y Hitler pidió permiso a su madre para que la volviese a llevarla a Berghof (residencia gubernamental de Adolf Hitler en Obersalzberg) alguna vez. La pequeña se convirtió en la preferida de Hitler. tanto que la llamo “su pequeño amor”. Hoffmann les fotografió a menudo. Las fotografías son ciertamente encantadoras. En ellas se ve a un Hitler entusiasmado con la pequeña, en los jardines y la pequeña también parece disfrutar en compañía del poderoso líder.

Adolf Hitler con Bernile Nienau

Adolf Hitler con Bernile Nienau

¿Fin de la historia?, claro que no…

Hitler, en 1934 se entero de que los abuelos paternos de la niña eran judios, los registros indican que a pesar de que Hitler era consciente de su ascendencia, continuo permitiendo a la niña y a su madre visitarlo hasta finales de 1938. Al Führer le apenó mucho no poder disfrutar de sus inocentes placeres. Finalmente Berneli y su madre visitaron a Hitler desde 1932 a 1938.
En las fotografías de abajo, Hitler junto a la pequeña Berneli.
Estas fotografías fueron tomadas por el fotografo personal de Hitler, Heinrich Hoffmann.

 

Fuente: fpp.co.uk

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Carta al Papa – León Degrelle

León Degrelle

En el exilio, a 20 de mayo de 1979, A SU SANTIDAD EL PAPA JUAN PABLO II, CIUDAD DEL VATICANO

Muy Santo Padre:

Yo soy León Degrelle, el Jefe del Rexismo belga, antes de la segunda Guerra Mundial, y durante ésta, el Comandante de los Voluntarios belgas del Frente del Este, luchando en la 28» división de la Waffen SS “Wallonie”. Ciertamente esto no es una recomendación a los ojos de la gente. Pero yo soy católico como usted y me creo, por este hecho, autorizado a escribiros, como a un hermano en la fe.

He aquí de qué se trata: la prensa anuncia que con motivo de vuestro próximo viaje a Polonia entre el 2 y el 12 de Junio de 1979, va a concelebrar la misa con todos los obispos polacos en el antiguo campo de concentración de Auschwitz. Yo encuentro, os lo digo de antemano, muy edificante que se rece por los muertos, sean cuales sean y donde sea, incluso delante de unos hornos crematorios flamantes, de ladrillos refractarios inmaculados.

Pero me asaltan ciertas aprensiones, a pesar de todo, es polaca. Esta condición aparece sin cesar, y es humano, en vuestro comportamiento pontifical. Si os impresionan fuertemente viejos resentimientos de patriota que participó de lleno en su juventud en un duro conflicto bélico, podríais estar tentado de tomar partido, una vez hecho Papa, en disputas temporales, que la historia no ha esclarecido aun suficientemente. ¿Cuáles fueron las responsabilidades exactas de los diversos beligerantes en el desencadenamiento de la II Guerra Mundial?

¿Cuál fue el papel de ciertos provocadores? Vuestro presidente del Consejo de Ministros, el Coronel Beck, que todo el mundo sabe que era un personaje bastante sospechoso, ¿se comportó acaso en 1939 con toda la ponderación deseada? ¿No rechazó con demasiada soberbia ciertas posibilidades de entendimiento? ¿Y después? ¿La guerra fue verdaderamente tal como se ha dicho?. ¿Cuáles fueron las faltas, e incluso los crímenes de unos y de otros? ¿Se han sopesado siempre con objetividad las intenciones? ¿No se ha desvirtuado a la ligera o con mala fe, porque la propaganda lo reclamaba, la doctrina del adversario atribuyéndole unos proyectos y endosándole unos actos cuya realidad puede estar sujeta a numerosas dudas?

A pesar de que la Iglesia siempre está mucho mejor informada que nadie, a través de dos mil años de circunspección ha evitado siempre las posturas precipitadas, y ha preferido juzgar siempre sobre hechos probados, con calma, después de que el tiempo ha separado el grano de la cizaña, los furores y las pasiones. Especialmente, la Iglesia siempre se distinguió por una moderación extrema, a lo largo de la II Guerra Mundial. Siempre se guardó cuidadosamente de propagar locas elucubraciones que corrían entonces.

Muy Santo Padre, sobre vuestro suelo patrio — en Auschwitz particularmente –, afectado, quizás, por ciertas visiones incompletas y partidarias del pasado ¿va usted simplemente a rezar?… Temo sobre todo, que vuestros rezos, e incluso vuestra simple presencia en esos lugares, sean inmediatamente desvirtuados de su sentido profundo, y sean utilizados por propagandistas sin escrúpulos, que los harán servir, escudándose en vos, para las campañas de odio, a base de falsedades, que emponzoñan todo el asunto de Auschwitz desde hace más de un cuarto de siglo. Sí, falsedades.

Después de 1945 — abusando de la psicosis colectiva que, a base de habladurías incontroladas, había transtomado a numerosos deportados de la II Guerra Mundial — la leyenda de las exterminaciones masivas de Auschwitz ha alcanzado al mundo entero. Se han repetido en millares de libros incontables mentiras, con una rabia cada vez más obstinada. Se las ha reeditado en colores, en películas apocalípticas que flagelan furiosamente, no sólo la verdad y la verosimilitud, sino incluso el buen sentido, la aritmética más elemental, y hasta los mismos hechos.

Usted, Muy Santo Padre, fue, según se dice, un resistente a lo largo de la II Guerra Mundial, con los riesgos físicos que comporta un combate contrario a las leyes internacionales. Ciertas personas añaden que usted estuvo internado en Auschwitz como tantos otros, usted ha salido de allí, ya que usted es actualmente Papa, un Papa que, con toda evidencia, no huele demasiado al famoso gas Zyklon B. Su Santidad, que ha vivido en estos lugares, debe saber, mejor que cualquier otro, que esos gaseamientos masivos de millones de personas nunca fueron realidad, como testigo de excepción, ¿ha visto personalmente efectuar una sola de estas grandes masacres colectivas, tan repetidas una y otra vez por propagandistas sectarios?

(…)

Ciertamente, se sufrió en Auschwitz. En otras partes también, Todas las guerras son crueles. Los centenares de miles de mujeres y niños atrozmente carbonizados por orden directa de los Jefes de Estado aliados, en Dresde, Hamburgo, Hiroshima y Nagasaki, tuvieron unos padecimientos mucho más horribles que los sufridos por los deportados políticos o los resistentes (entre ambos, el 25 por ciento de la población total de los campos), objetores de conciencia, anormales sexuales o criminales de derecho común (75 por ciento de la población concentracionaria) que padecían, y a veces morían, en los campos de concentración del III Reich.

El agotamiento les devoraba. El hundimiento moral eliminaba las fuerzas de resistencia de las almas menos templadas. Las crueldades de ciertos guardianes desnaturalizados, alemanes, y más a menudo no alemanes, de los “kapos” y otros deportados convertidos en verdugos de sus compañeros, se sumaban a la amargura de una promiscuidad multitudinaria. Cabe pensar que en algún campo hubiese algún chiflado que procediera con experiencias de muerte inéditas o fantasías monstruosas en torturas o asesinatos.

Sin embargo, el calvario de la mayor parte de los exiliados, habría terminado felizmente el día tan esperado del inicio de la paz, sino se hubiera abatido sobre ellos, a lo largo de las últimas semanas, la catástrofe de epidemias exterminadoras, ampliadas aún más por los fabulosos bombardeos que destrozaban las líneas de ferrocarril y las carreteras, enviaban a pique los barcos cargados de presos, como ocurrió en Lübeck. Estas operaciones aéreas masivas destruían las redes eléctricas, los conductos y depósitos de agua, cortaban todo abastecimiento, imponían por doquier el hambre, hacían imposible todo transporte de evacuados. Las dos terceras partes de deportados muertos a lo largo de la II Guerra Mundial, perecieron entonces, víctimas del tifus, de la disentería, de hambre, de las esperas interminables sobre las trituradas vías de comunicación. Las cifras oficiales lo establecen.

En Dachau, por ejemplo, según las mismas estadísticas del Comité internacional, murieron en Enero de 1944, 54 deportados; en Febrero de 1944, 101; pero en el mes de Enero de 1945 murieron 2.888, y, en febrero de 1945 murieron 3.977. Sobre el total de 35.613 deportados muertos en este campo de 1940 a 1945, 19.296 fallecieron durante los últimos 7 meses de hostilidades; y queda demostrado que el terrorismo aéreo aliado no tenía ya ninguna utilidad militar, pues la victoria de los aliados, al principio de 1945, ya estaba totalmente asegurada. Y por tanto, ya no era necesario de ningún modo, dicho terrorismo aéreo aliado. Sin esta loca y brutal trituración a ciegas, millares de internados hubiesen sobrevivido, en lugar de convertirse -entre Abril y Mayo de 1945- en macabros objetos de exposición, alrededor de los cuales bullían manadas de necrófilos de la prensa y del cine, ávidos de fotos y películas con ángulos y vistas sensacionales, y de un rendimiento comercial asegurado.

Unos documentos visuales, cuidadosos y previamente retocados, sobrecargados, deformados, y generadores de crecientes odios.

Estos correveidiles de la información hubiesen podido, también, tomar kilómetros de fotografías similares de cadáveres de mujeres y niños alemanes, cien veces más numerosos, muertos exactamente de la misma manera, de hambre, de frío o ametrallados sobre los mismos helados vagones al descubierto, y sobre los mismos caminos ensangrentados. ¡Pero esas fotos, igual que las de la inmensa exterminación de las ciudades alemanes, que nos descubrirían seiscientos mil cadáveres, ya se guardarían bien de darlas a conocer! Hubiesen podido turbar los ánimos y sobre todo, templar los odios. Y la verdad es que el tifus, la disentería, el hambre, los continuos ametrallamientos aéreos, golpeaban indistintamente, en 1945, tanto a los deportados extranjeros como a la población civil del Reich, todos atrapados por unas abominaciones propias del fin del mundo.

Por lo demás, Muy Santo Padre, en lo que se refiere a una voluntad formal de genocidio, ningún documento ha podido aportar la menor prueba oficial de ello, desde hace más de 30 años. Mas especialmente, en lo que concierne a la pretendida cremación, en Auschwitz, de millones de judíos en fantasmales cámaras de gas de Zyklón B, las afirmaciones lanzadas y constantemente repetidas desde hace tantos años, en una fabulosa campaña, no resisten un examen científico serio.


Es descabellado imaginar, y sobre todo pretender, que se hubieran podido gasear en Auschwitz 24.000 personas por día, en grupos de 3.000, en una sala de 400 metros cúbicos, y menos aún, a 700 u 800 en unos locales de 25 metros cuadrados, de 1.90 metros de altura, como se ha pretendido a propósito del campo de Belzec; 25 metros cuadrados o lo que es lo mismo, la superficie de un dormitorio. Usted, Santo Padre, ¿lograría meter 700 u 800 personas en vuestro dormitorio?

(…)

Y 700 a 800 personas en 25 metros cuadrados, esto hace 30 personas por cada metro cuadrado. Un metro cuadrado, con 1,90 metros de altura ¡es una cabina telefónica! ¿Su Santidad sería capaz de apilar a 30 personas en una cabina telefónica de la Plaza San Pedro o del Gran Seminario de Varsovia, o en una simple ducha? Pero si el milagro de los 30 cuerpos plantados como espárragos en una cabina telefónica o el de las 800 personas apiñadas alrededor de vuestra cama se hubiese realizado, un segundo milagro tenía que haberse producido inmediatamente, pues las 3.000 personas ¡el equivalente de dos regimientos! hacinadas tan fantásticamente en la habitación de Auschwitz, o las 700 u 800 personas apretujadas en Belzec a razón de 30 ocupantes por metro cuadrado, ¡hubiesen perecido casi al instante, asfixiadas, por carencia de oxígeno! ¡No hubieran hecho falta las cámaras de gas! Todos habrían dejado de respirar, incluso antes de que se hubiese terminado de hacinar los últimos, que se cerrasen las puertas y se esparciera el gas por la sala.

¿Y cómo se hacía esto último? ¿Por unas hendiduras? ¿Por unos agujeros? ¿Por una chimenea? ¿Bajo forma de aire caliente? ¿Con vapor? ¿Vertiéndolo sobre el suelo? ¡Cada uno cuenta lo contrario del otro! ¡EI gas Zyklon B no alcanzando más que a cadáveres, no hubiese representado la menor utilidad! De todas maneras, el Zyklon B es, como toda persona interesada en la ciencia puede saber, un gas de empleo peligroso, inflamable y adherente. También veintiuna horas de espera hubiesen sido necesarias, e incluso indispensables, antes de que se hubiese podido retirar el primer cuerpo de la fantástica sala.

Sólo después se hubieran podido extraer, como se han complacido en contárnoslo, con miles de detalles escabrosos todos los dientes de oro, todas las fundas de plomo en las que escondían, se dice, diamantes, de cada lote de seis mil mandíbulas rígidas — ¡tres mil personas! –, contraídas tras la muerte, o de 48.000 mandíbulas diarias si se creen las cifras oficiales de 24.000 gaseados cotidianos solamente en Auschwitz.

Muy Santo Padre, por muy santo que sea Su Santidad, ¡Usted soportará al dentista alguna vez, con más o menos resignación! ¿Os han extraído un diente? ¿Dos dientes? ¿Se os han instalado en una silla de dentista con potentes reflectores, enfocados sobre las mandíbulas con útiles perfeccionados y con un paciente que se presta a sus prescripciones?. Pues bien, la extracción, en unas óptimas condiciones, tarda su tiempo.

¿Un cuarto de hora?, ¿Media hora? En Auschwitz, según las leyendas, a los cadáveres que yacían en el suelo, era necesario abrirles, con muchas dificultades, las mandíbulas endurecidas, descontraerlas, y tratarlas mediante instrumental necesariamente primitivo. Con ocho operadores en total: es la cifra oficial. Y después tenían que examinarlos sin luz apropiada, a ras del cemento, y no solamente un punto enfermo de la dentadura, ¡sino las dos mandíbulas enteras!, ¡Arrancar, vaciar, limpiar!

¿Puede hacerse esto en menos tiempo que en casa del especialista, perfectamente equipado?, Dígnese Su Santidad tomar un lápiz. A razón de un cuarto de hora por dentadura y con cuatro individuos a pleno rendimiento en la operación se podría llegar a 16 cadáveres tratados por hora, es decir, 160 en una jornada de 10 horas sin un minuto de reposo. Piense Su Santidad incluso en un estajanovista de las dentaduras, y doble el ritmo de las extracciones, lo que es además materialmente imposible: esto supondría 320.

Entonces, Muy Santo Padre, ¿cómo imaginar cremaciones de 3.000 judíos de una sola vez?, ¿Y las jornadas de 24.000 gaseados con gas Zyklon B, que representarían 48.000 dentaduras para vaciar o sea más de 760.000 dientes a examinar diariamente? Simplemente ateniéndose a los seis millones de judíos muertos — algunos han doblado y triplicado la cifra, que la propaganda machaca continuamente en nuestros oídos –, estos extractores de mandíbulas hubiesen seguido, unos años después de la guerra, en plena actividad.

Estas extracciones, solamente estas extracciones, en diez horas de labor ininterrumpida, ¡hubiesen absorbido un trabajo de 1.875 jornadas de todo el equipo de 8 individuos!

(…)

Pero además, estas extracciones sólo eran una formalidad preliminar. Hacía falta también rapar millones de cabelleras. Después, antes de pasar los cadáveres al horno se procedía — según lo que todos los “historiadores” de Auschwitz afirman ex cátedra — al examen de todos los anos y todas las matrices, de cuyo fondo se trataba de recuperar los diamantes y las “joyas” que hubieran podido ser escondidas.

¿Se imagina usted esto Muy Santo Padre? ¡Seis millones de anos, tres o cuatro millones de matrices limpiados a fondo, cuando se nos ha explicado que, después de los gaseamientos masivos, los cuerpos chorreaban de excrementos, de sangre femenina y de otras inmundicias! En estos órganos sucios, los dedos, las manos de los operadores, debían revolver todo, descubrir los supuestos diamantes escondidos, extraerlos pegajosos, lavarlos, lavarse ellos, 24.000 veces por día (los anos), 15 o 20.000 veces por días (las matrices). ¡Es una locura!. ¡Todo esto es de locos! Y no hablemos de las actividades complementarias: fábricas de abonos y fábricas de jabones, de las cuales el delirante profesor Poliakov habla sin pestañear.

Estas operaciones de gaseamientos, de corte de pelo, de extracción de dientes, de limpieza de órganos, realizados sobre seis millones de judíos, o siete millones, o sobre quince millones según el Padre Riquet, o sobre veinte millones — ¡es decir más que los judíos existentes entonces en el mundo entero! — según el diccionario Larousse, seguirían todavía si se admitieran como exactas las afirmaciones “oficiales” de los manipuladores de la “historia” de Auschwitz. ¡Entonces, sí que tendría Ud., Muy Santo Padre, que taparse la nariz cerca de las cámaras de gas, y transpirar al calor de los hornos de Auschwitz, en el transcurso de su misa concelebrada!.

(…)

Si se hubiese multiplicado el número de cadáveres reales y normales por diez, o por veinte, la estafa de los muertos hubiese podido conservar un cierto aspecto de verosimilitud. Pero al igual que hemos visto en el caso del gaseamiento de 700 a 800 personas por dormitorio, al mentir demasiado se llega a lo grotesco. Era precisa la insondable y apenas imaginable estupidez de las masas, para que semejantes extravagancias hayan podido ser inventadas, contadas, difundidas a los cuatro vientos, filmadas y CREIDAS.

“¡Yo creo — declara bravamente un personaje de Holocausto — todo lo que se cuenta sobre ello!”. ¡Declaración ejemplar!.

Entonces. Muy Santo Padre, ¿cómo imaginar un instante que en Auschwitz, en la hora de la concelebración, mientras que todos los corazones, estrechados por el amor de Dios y de los hombres, van a participar en la renovación del sacrificio, un sacerdote, un Papa podría, en el momento en que levanta el cáliz hacia el cielo, ser consciente de que está encubriendo bajo su patio un despliegue de un odio tan bestial y de unas mentiras tan extravagantes, que están en el extremo opuesto de la enseñanza patética de Cristo?, ¡No! ¡Ciertamente no!, ¡No es posible!. Vuestro mensaje, a cien pasos de la falsa cámara de gas de Auschwitz, no puede ser más que un mensaje de caridad, de fraternidad, igualmente de la verdad, sin la cual toda doctrina se hunde. Usted va a Auschwitz para recogeros, emocionado, en uno de los altos lugares del sufrimiento humano cuyas causas y cuyos responsables serán fijados verdaderamente, objetivamente, con el tiempo, por una Historia serena, y no recurriendo a testimonios obtenidos por la fuerza y a unas divagaciones de farsantes.

El Papa está por encima de todo esto. Está al lado de las almas que sufrieron, de las que, en el sufrimiento, se elevaron espiritualmente, pues no existe pena, ni calvario, ni agonía que no pueda llegar a ser sublime. Por ejemplo, en los campos de batalla de la Segunda Guerra Mundial en que tantos millones de soldados cayeron tras horribles sufrimientos, e igualmente en los campos de trabajo, en que tantos murieron víctimas de intereses que no entendían pero que los aniquilaban: el sacrificio, el dolor físico y moral, la terrible angustia, convirtieron a miles de almas, que en circunstancias normales se hubiesen perdido en la mediocridad, en gloriosos ejércitos de héroes espirituales.

Así fue en Auschwitz. Fue así en el Frente del Este, a lo largo de los años de lucha y de inmolación de millones de jóvenes europeos que, de 1941 a, 1945, hicieron frente heroicamente al empuje del comunismo. Seguramente, a través de toda la historia de los hombres, se han cometido atrocidades. Auschwitz, de todas maneras, no habrá sido ni el primer caso, ni el último. Nosotros lo vemos de sobra en la hora actual, cuando son masacrados tantas mujeres y niños sin defensa, aplastados en los campos palestinos por la aviación de Israel, ejecutando la ley del Talión sobre unos inocentes, en memoria de los cuales, no se cantará probablemente nunca una misa concelebrada…

Numerosas potencias han abusado muchas veces de su poder. Numerosos pueblos han perdido la cabeza. No uno especialmente. Pero sí todos. Al lado de corazones puros y desinteresados que ofrecieron su juventud a un ideal, Alemania, tuvo, como todo el mundo, su lote de seres detestables, culpables de violencias inadmisibles. ¿Pero qué país no ha tenido los suyos?

(…)

Santo Padre, yo no querría empañar el placer que usted va a tener al encontrarse en su país. ¡Pero cuidado! Vuestra patria valerosa, de la cual usted ha exaltado la elevación moral al glorificar a su admirable patrón San Estanislao, ¿no ha conocido ella también sus horas de crímenes y de envilecimiento? En el momento en que usted va a pisar el suelo polaco de Auschwitz que recuerda especialmente la última tragedia judía, resultaría poco decente — si quiere ser justo — no evocar otros judíos innumerables muertos anteriormente por todo vuestro territorio, en unos progroms horribles, torturados, asesinados, colgados durante siglos por vuestros propios compatriotas. ¡Estos no han sido siempre unos ángeles, a pesar de ser tan católicos!

Yo oigo todavía al Nuncio Apostólico de Bruselas, el que fue después Cardenal Micara, anteriormente Nuncio en Varsovia, cuando me contaba, en su excelente mesa, cómo los campesinos polacos crucificaban a los judíos en las puertas de sus granjas. “¡Estos cochinos judíos!”, exclamaba, bastante poco evangélicamente el untuoso prelado.

Estas palabras fueron pronunciadas tal cual, créame. La Iglesia ella misma, Muy Santo Padre, ¿Ha sido siempre tan blanda? Incluso en pleno siglo XVIII, ella quemaba aún a los judíos con gran aparatosidad. En plena ciudad de Madrid, particularmente. Pero ella, ¡los quemaba vivos!. La Inquisición no ha sido un pacífico redil. Las masacres de los albigenses se perpetraron bajo la égida de Santo Tomás de Aquino.

Los asesinatos de la noche de San Bartolomé causaron la alegría del Papa, vuestro predecesor, que se levantó en plena noche para festejar, con un Tedeum entusiasta tan alegre acontecimiento, ¡y ordenó incluso conmemorarlo con una medalla! ¿Y las treinta mil llamadas brujas, calcinadas piadosamente a lo largo de la Cristiandad? Incluso en el pasado siglo, el papado restablecía aún en Roma el Ghetto.

En el fondo, Muy Santo Padre, que no valemos mucho bien seamos Papas o Ayatollas, parisinos o prusianos, soviéticos o neoyorquinos. ¡No hay por qué ser exageradamente orgullosos! Todos nosotros hemos sido, en nuestros malos momentos, tan salvajes los unos como los otros. Esta equivalencia no justifica nada ni a nadie. Ella incita, sin embargo, a no distribuir con demasiada impetuosidad o benevolencia las excomuniones Y las absoluciones.

Sólo se rechazará el salvajismo humano respondiendo al odio con la fraternidad. El odio se desarma, como todo se desarma, pero no ofreciéndolo continuamente con salsas cada vez más picantes. Ni excrementándolo y exasperándolo, como en el caso de Auschwitz, a fuerza de exageraciones locas, de mentiras y de falsas confesiones llenas de contradicciones flagrantes arrancadas por la tortura y el terror en las prisiones soviéticas o americanas, pues tanto valían las unas como las otras en los tiempos odiosos de Núremberg.

(…)

Algunos hubiesen podido pensar que los filibusteros del exhibicionismo concentracionario y los falsarios que hicieron del asunto de los “seis millones” de judíos, la estafa financiera más remuneradora del siglo, iban a poner en fin un término a esa explotación. Gracias a todo el aparato de la grandiosa ceremonia religiosa que va, en vuestra presencia, a desplegarse entre los falsos decorados del plató de Auschwitz, en medio de un gigantesco baqueteo de televisión y de prensa, se intentará todo para convertiros en avalista indiscutido de estos cheques del odio. Vuestro nombre vale su peso en oro, para todos estos gangsters. Saldrá en el mundo entero, como si el primer Holocausto no fuera suficiente, un Holocausto número 2 que no habrá costado un millón de dólares como el otro, ya que Vuestra Santidad habrá suministrado absoluta y gratuitamente, a unos indecentes escenógrafos, la más fastuosa de las figuraciones.

El Holocausto número 1, cualquiera que haya sido su difusión y su impacto entre los tontos, no ha sido más que un gigantesco alboroto hollywoodiano, de una rara vulgaridad, y destinado ante todo a vaciar centenas de millones de bolsillos de espectadores no advertidos. Pero los estragos no podían ser más que pasajeros; se debería rápidamente notar que las extravagancias eran bufonescas, no resistirían al examen concienzudo de un historiador. Por el contrario, vuestro Holocausto, Muy Santo Padre, filmado con una gran pompa en Auschwitz, por un Papa en carne y hueso, revestido de toda la majestuosidad pontifical y ungido de veracidad, de cara a un altar inviolable, sobre todo en la hora del Sacrificio, este Holocausto número 2 arriesga aparecer a los ojos de una cristiandad burlada por unos manipuladores sacrílegos, como una confirmación casi divina de todas las elucubraciones montadas por unos usureros llenos de odio.

Ya vuestra evocación ante las tumbas polacas de Montecasino, de una guerra de la cual — si se cree lo que ha dicho la prensa internacional, no ha retenido más que ciertos aspectos fragmentarios y partisanos, ha inquietado a muchos fieles. Vuestra comparecencia ostentosa en Auschwitz no puede sino inquietar más aún, Muy Santo Padre, pues no es dudoso que se os va a “utilizar”. Es tan evidente que revienta los ojos. Unos filibusteros de la prensa y de la pantalla han decidido hacerle caer, con la mitra por delante, con vuestra sotana blanca toda nueva, en esta trampa de Auschwitz. Sin embargo esta ceremonia religiosa no puede representar a vuestros ojos, ciertamente, en la hora de la concelebración, otra cosa que una llamada a la reconciliación, y de ninguna manera una llamada al odio entre los hombres.

Homo homini lupus, dicen los sectarios. Homo homini frater, dice todo cristiano que no es un hipócrita. Nosotros somos todos hermanos, el deportado que sufre detrás de las alambradas, el soldado intrépido crispado sobre su ametralladora. Todos los que hemos sobrevivido a 1945, Ud., el perseguido convertido en Papa, yo, el guerrero convertido en perseguido, y millones de seres humanos que hemos vivido de una manera u otra la inmensa tragedia de la II Guerra Mundial con nuestro ideal, nuestros anhelos, nuestras debilidades y nuestras faltas, debemos perdonar, debemos amar. La vida no tiene otro sentido. Dios no tiene otro sentido. Entonces, de verdad, ¡qué importa el resto! El día que Ud. celebre la Misa en Auschwitz a pesar de las imprudencias espirituales que puedan comportar unas tomas de posiciones de un Papa en unos debates históricos no conclusos y a pesar de los fanáticos del odio que, sin tardanza, van a explotar la espectacularidad de vuestro gesto, yo uniré desde el fondo de mi exilio lejano mi fervor al vuestro. Soy, Muy Santo Padre, filialmente vuestro.

Por León Degrelle.

 

Etiquetas: , , , , , , ,

¿Este vídeo Demuestra que los belicistas judíos supremacistas están mintiendo sobre Siria?

Un nuevo e impactante vídeo ha surgido que afirma demostrar que si hubo un incidente de armas químicas la semana pasada, fue probablemente llevado a cabo por los rebeldes sirios y no por el gobierno.

Utilizando una serie de argumentos pesados, incluyendo evidencia del uso del gas nervioso sarín por los rebeldes anteriormente, evidencia previa de afirmaciones falsas y eventos relacionados con el incidente de la semana pasada, y afirman tener documentos secretos filtrados que demuestran una conspiración contra el gobierno sirio, el vídeo hace un caso fuerte en su tesis de que el ataque fue una operación de bandera falsa.

El vídeo es poderoso a pesar de que no se atreve a plantear la cuestión central, el hecho de que Israel está detrás de la “evidencia” del “ataque” hasta ahora, al parecer, ha sido retirado de YouTube una serie de veces.

El vídeo no menciona a Israel en absoluto, a pesar de que, por supuesto, los neo-conservadores Supremacistas judíos fueron los que estaban detrás de las mentiras que condujeron al ataque contra Irak.

Israel también fue el proveedor de la “evidencia” de que Saddam Hussein tenía “armas de destrucción masiva”.

No es casual que el Times Of Israel ha alardeado recientemente que es “la inteligencia israelí” en la que los EE.UU. están basando sus declaraciones del supuesto uso de las armas químicas de Assad.

Al ver este vídeo, por lo tanto, es importante tener en cuenta que cuando se dice que “el gobierno de los Estados Unidos”, en realidad significa el gobierno y los medios controlados por los judios sionistas.

El vídeo también señala cómo la forma en que se presentan las “pruebas” para un ataque contra Siria es idéntica a la forma en que fue presentado para el ataque a Irak.

En este sentido, es importante señalar que el Dr. David Duke, en este sitio web, fue uno de los primeros y más importantes políticos de Estados Unidos en señalar públicamente que la historia de las “armas de destrucción masiva” era una mentira. Una vez más, el Dr. Duke estaba muy por delante de la curva, y absolutamente dio en el clavo en sus predicciones: que la guerra en Irak se basó en una mentira y que no beneficiaría a nadie, sino solo a Israel.

El mismo escenario se va a jugar por sí solo si el ataque contra Siria sigue adelante.

Fuente:

http://davidduke.com/does-this-video-prove-that-the-jewish-supremacist-warmongers-are-lying-about-syria/?fb_source=pubv1

 
1 comentario

Publicado por en 28 agosto, 2013 en Noticias

 

Etiquetas: , , , , , ,

CÓMO LOS JUDIOS SUPREMACISTAS CENSURAN TUS NOTICIAS

Ayer, un gran evento tuvo lugar en la reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas de la ONU sobre la protección de los civiles en los conflictos armados, pero usted ni siquiera sabe que esta reunión se llevó a cabo, ya que los medios de comunicación controlados por los judios supremacistas lo han censurado por completo.

La razón por la que los medios de comunicación controlados por el judaísmo internacional han censurado esta noticia es simplemente porque el debate era sobre Israel, y ellos siempre se aseguran de que todo lo que expone al estado -judeo- sionista sea removido de la vista de sus goyims occidentales.

De hecho, a menos que uno vea o lea el Press TV iraní (que por cierto está siendo bloqueado en EEUU y Europa), usted ni siquiera sabrá que hubo una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU.

Aquí está la prueba: uno de los oradores en la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU fue un miembro de la misión permanente de Irán en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, Seyed Mohammad Ali Mottaqi-Nejad.

– Mottaqi-Nejad – dijo que:

los persistentes asesinatos y violaciones de los derechos cometidos contra el pueblo palestino en los territorios ocupados son el resultado de la falta de responsabilidad por parte del régimen israelí” -y pidió- “al Consejo a que tome las medidas apropiadas para proteger a los civiles en la Palestina ocupada y otras partes del el mundo.

Mottaqi-Nejad llamo a la atención a las medidas adoptadas por el régimen israelí en los territorios palestinos ocupados, en particular en la Franja de Gaza, diciendo:

Este régimen ha atacado a civiles con varias bombas y, por el asedio de uno y medio millones de personas en Gaza, han convertido a esta región en la prisión más grande del mundo.

El representante iraní declaró, además, que la República Islámica de Irán se sumó al llamamiento de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos para el levantamiento del asedio a Gaza y las limitaciones derivadas del bloqueo.

También subrayó que la aplicación de un doble rasero en la evaluación de los actos delictivos, así como los esfuerzos para evitar la rendición de cuentas por los perpetradores dará lugar a la intensificación de los conflictos y los abusos de los derechos civiles.

Un claro ejemplo de esta práctica es el régimen israelí, que, a pesar de ser la fuente de la crisis en el Medio Oriente, evita la rendición de cuentas y continúa con sus crímenes acusando a los demás“, dijo Mottaqi-Nejad.

Si éste hubiera sido el representante de Israel hablando sobre Irán, puede estar seguro de que todos y cada uno de los periódicos y canales de televisión en Estados Unidos y el mundo occidental hubiesen cubierto las observaciones judías en su totalidad, y se nos hubiese recalcado una vez más sobre “las ambiciones nucleares de Irán” y así sucesivamente.

Sin embargo, en una búsqueda en Google de la cobertura de noticias sobre la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU de ayer solo aparece un resultado, con Press TV como fuente.

El resto de los medios de comunicación controlados por el judaísmo internacional sólo han pretendido que la reunión nunca ocurrió.

Esta tiene que ser uno de los ejemplos más claros de la censura en los medios de comunicación controlados por el judaísmo internacional, y lo que significa para los estadounidenses, los europeos y todas las personas no europeas del mundo.

Los estadounidenses y los europeos pueden ver en este caso un nítido ejemplo de cómo el judaísmo internacional manipula sus noticias con el fin de controlar su política exterior.

Los pueblos no europeos pueden ver en este caso, lo lejos que están dispuestos a llegar los judios supremacistas para mentir sobre sus enemigos. Estos deben entender que occidente, y así como los europeos, está bajo ocupación por las mismas fuerzas que reprimen a los palestinos y que el judaísmo internacional miente sobre los europeos y los palestinos en la misma cantidad.

Fuente: davidduke

 
2 comentarios

Publicado por en 20 agosto, 2013 en Noticias

 

Etiquetas: , , , , , , ,

David Cole de Tour por Auschwitz_ESP [Documental Completo]

David Cole (izquierda) en compañía de Ernst Zündel, visitando Auschwitz en 1992.

David Cole es un judío ateo estadounidense que adquirió gran notoriedad en 1992 por su colaboración dentro del revisionismo del Holocausto, cuando tenía sólo 22 años de edad. En aquella época viajó al antiguo campo de concentración de Auschwitz, en Polonia, y realizó un vídeo donde expone el fraude de la cámara de gas y otras supuestas pruebas del Holocausto. A partir de ese momento fue acosado por la Liga de Defensa Judía, una organización catalogada como terrorista por el FBI y que no podía tolerar la existencia de un judío revisionista. Fue agredido físicamente y recibió amenazas de muerte anónimas en forma constante, dirigidas contra él y su familia. El 8 de febrero de 1998, la organización judía publicó una carta en la que Cole se retracta de su posición respecto al Holocausto. Sin embargo en ninguna parte de dicha carta se incluye una refutación de todos sus hallazgos, lo cual demuestra que el mismo David Cole fue incapaz de refutar sus argumentos en contra de la historia oficial que defiende el Lobby judío.

En septiembre de 1992 viajó a Europa e investigó personalmente los campos de concentración de Auschwitz, Auschwitz-Birkenau, Majdanek, Mauthausen, y Dachau. En algunos casos, la supuesta cámara de gas tenía ventanas que los presos podrían romper con facilidad, las puertas no eran herméticas y hasta tenían cerrojos del lado interior y no del exterior, de manera que no era posible encerrar a alguien dentro. En Auchwitz ingresó como un visitante judío más, utilizando su kipa, y rodó un documental acompañado de un camarógrafo. La guía de turistas fue incapaz de contestar a sus preguntas, así que se entrevistó con el director del Museo de Auschwitz-Birkenau, el historiador judío polaco Franciszek Piper. Este acabó admitiendo ante cámara que la supuesta cámara de gas fue fabricada por los soviéticos después de la guerra. Hoy sabemos que incluso los hornos son una falsificación de pos guerra, que las autoridades presentan como una supuesta “reconstrucción”, basada en relatos orales de presuntos testigos. La diferencia estriba en que a los dudosos y ya desacreditados testimonios de los testigos (ver Informe Rudolf) se los pretende transformar en “pruebas físicas” de un supuesto genocidio, cuando en realidad todo proviene de una sola fuente, los relatos de un puñado de supuestos testigos. Dicha revelación contradice la información de los folletos que el museo entregaba regularmente a medio millón de visitantes cada año. Según estos folletos, todo estaría en su estado original.

El 22 de enero de 1992, fue agredido en Los Ángeles por matones de la Liga de Defensa Judía (JDL), durante una reunión en la Universidad de California. Éstos le golpearon en el rostro y trataron de lanzarle por las escaleras. A partir de que la organización judía publicó sus datos personales en Internet, Cole ha sido amenazado telefónicamente en repetidas ocasiones. Tras haber recibido amenazas de muerte anónimas dirigidas contra su familia y contra él mismo, se mantuvo viviendo en paradero desconocido durante 3 años. La JDL publicó un texto que demoniza a Cole y ofreció una recompensa en su sitio web para aquel que proporcionara su dirección actual o datos que conduzcan a averiguar su paradero.

La verdad sobre el Holocuento® de la mano de un Judío.

LIBROS Y TEXTOS IMPORTANTES SOBRE REVISIONISMO HISTÓRICO:

El holocausto bajo la lupa:

http://es.scribd.com/doc/79625800/Jurgen-Graf-El-Holocausto-bajo-la-lupa

EL FRAUDE DEL “DIARIO” DE ANA FRANK

http://es.scribd.com/doc/75353970/Pedro-Varela-El-Fraude-Del-Diario-de-Ana-Frank

El judío que derribó el mito del Holocausto (NO ESTOY DE ACUERDO CON TODO LO QUE DICE)

http://www.defenderlapatria.com/un%20judio%20derrumba%20el%20mito%20del%20holocausto.pdf

CRIMEN ATROX: INTRODUCCION A LA TEORIA DOGMATICA DEL HOLOCAUSTO

http://es.scribd.com/doc/61809218/Crimen-Atrox-Introduccion-a-La-Teoria-Dogmatica-Del-Holocausto

DAVID COLE, UN JUDIO REVISIONISTA

http://es.scribd.com/doc/73131653/David-Cole-Un-Judio-Revisionista

El holocausto a debate, por Cesa Vidal

http://members.libreopinion.com/es/mitgard/holocuentodebate.pdf

Los 3 holocaustos judíos

http://qbitacora.wordpress.com/2009/02/27/los-3-holocaustos-judios/

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

 
Fig Trees and Vineyards

A blog by Richard Edmondson

Germanenherz

Das lesen dieser Seite schadet der Dummheit

SIEGE!

Universal Order

White GeNOcide Project

Exposing White Genocide

Andrew Anglin

Letters from Internet Prison

WEARS WAR on the Lies, Liars & WW2

Author John Wear reveals evidence contradicting the narrative we have been taught about Germany, Japan & the Allies in World War II. WEARS WAR is the battle to bring FAKE HISTORY into accord with the facts.

United Shitlords

Your neighbourly shitlord commentators.

Scottish Dawn

Alba Gu Bràth

A %d blogueros les gusta esto: