RSS

Archivo de la etiqueta: 1933

PRIMER DISCURSO DE ADOLF HITLER COMO CANCILLER DE ALEMANIA

PRIMER DISCURSO DE ADOLF HITLER COMO CANCILLER [COMPLETO] [SUB ESP]

Podéis descargar el vídeo junto a la transcripción en alemán y el archivo de audio original a través de mega.

Primer discurso de Adolf Hitler como canciller de Alemania, celebrado el viernes, 10 de febrero de 1933 en el Sportpalast de Berlín, sólo 11 días después de asumir el cargo. En este histórico evento de masas, Adolf Hitler explica los motivos que le llevaron a crear el movimiento nacional socialista, la ruina que trajo consigo la revolución marxista instigada por la Judería internacional en noviembre de 1918 y los doce puntos de su programa político, centrados en el resurgir nacional del pueblo alemán. Si bien Adolf Hitler no nombra en ningún momento a los judíos, sí lo hace indirectamente atacando el marxismo, creación genuinamente judía, o nombrando al ex ministro de finanzas judío Rudolf Hilferding, uno de los principales responsables de la crisis de inflación que asoló Alemania en los años 20. Quien sí nombra directamente a la Judería organizada es Joseph Goebbels, en su introducción al discurso de Adolf Hitlerpueblo internacional, y como tal, enemigo mortal no sólo del etno-nacionalismo alemán, sino de todos los pueblos de la Tierra. Para ver la introducción de Goebbels:

MENSAJE DE GOEBBELS A LOS JUDÍOS [10 FEBRERO 1933]

El 10 de febrero de 1933 se celebra en el Sportpalast de Berlín un momento histórico: Adolf Hitler se dirige por primera vez a la nación como canciller de Alemania en un mitin de proporciones colosales. Joseph Goebbels hace una brillante introducción exponiendo a los enemigos del resurgir nacional.

Traducción y edición: Alerta Judiada

Donaciones: (Traducir y editar vídeos requiere muchas horas de trabajo. Toda donación, por pequeña que sea, es bienvenida.)

https://www.paypal.com/cgi-bin/webscr?cmd=_s-xclick&hosted_button_id=WS7Q8E5RFMYS2

¡Salve Victoria!

Fuente: AJ

 
11 comentarios

Publicado por en 12 mayo, 2016 en La verdad sobre Hitler y la SGM

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL EMPEZÓ EN 1933

hitler

A todos nos han enseñado, o programado para creer que la Segunda Guerra Mundial comenzó el 1 de septiembre 1939, con un ataque presuntamente no provocado a Polonia. Ese mito, que ha sido enseñado como verdad por más de 70 años puede desmentirse con mucha facilidad. Hay mucha información disponible que demuestra que hemos sido engañados, y que también demuestra que Alemania estaba actuando de manera legal, ética y responsable al tomar represalias contra los actos de agresión de Polonia, que finalmente llevó a guerra.

Dicho esto, se podría argumentar que la Segunda Guerra Mundial no era más que una continuación de la primera guerra, y que fue planeada, promovida y preparada por los aliados, y que estaba prácticamente asegurada por las disposiciones del Tratado de Versalles, con Alemania obligada a desarmarse, y a asumir la plena responsabilidad, así como, obligada a pagar por todo, seguida por la abdicación del Kaiser Wilhelm II, y la repentina llegada de la República de Weimar como el golpe de gracia.

Weimar demostró en poco tiempo ser un fracaso absoluto, convirtiendo a Alemania en un caso perdido política, social, cultural y económicamente, plagada de divisiones internas, y sujeto a la influencia extranjera, sin medios para defenderse. Esto fue agravado por el desempleo masivo, enormes deudas, la hiperinflación, la indigencia y el hambre, que fue seguido por la Gran Depresión.

Al mismo tiempo, brutales atrocidades estaban siendo cometidas en contra de los alemanes étnicos en los territorios previamente alemanes que se habían dado a la recién creada Polonia y Checoslovaquia.

Las naciones aliadas y la Liga de las Naciones sabían esto y, a pesar de toda su charla sobre “derechos humanos” y “democracia”, nada de esto parecía aplicar a los alemanes, y especialmente no a los alemanes que se encontraban como “persona non grata” en su propia tierra ancestral, bajo un anfitrión nuevo bastante hostil. Esto luego se convirtió en una crisis de refugiados,  que la nación alemana tuvo que hacer frente por su cuenta, sin ayuda internacional, con unos recursos ya de por si bastante cortos.

También estaba la ocupación francesa de la región industrial de Alemania a lo largo del Rhine, con las tropas franco-africanas, y por último pero no menos importante, la cuestión de la Ciudad Libre de Danzig, que era abrumadoramente alemana y deseaba regresar al Reich. Debo añadir, sin embargo, los alemanes austriacos, y una nación históricamente hermana que se remonta mil años atrás, que también se encontró en la misma situación después de la Primera Guerra Mundial y con el desmantelamiento del Imperio Austro-Húngaro.

Ambas naciones se encontraban en una situación absolutamente desesperada en todos los sentidos de la palabra. Todas estas circunstancias combinadas eran totalmente insostenibles e intolerables. ¡Era completamente inhumano y demencial!

Sólo los Nacional Socialistas, con Adolf Hitler, se dirigieron correctamente a las causas y proporcionaron soluciones concretas con la que los alemanes podrían comenzar a salir del barro a la prosperidad, a la libertad nacional e individual, y para un renacimiento socio-cultural de su una vez grande y orgullosa nación. Muchos creen falsamente que Hitler tomó el poder ilegalmente y que derrocó a la República de Weimar en contra de la voluntad del pueblo, y que era dictador brutal.

De hecho, Alemania ya era una nación oprimida, al igual que Austria. El ascenso de Hitler al poder fue la culminación de 13 años de una dura lucha, democrática y legal, en la que él y el NSDAP lucharon muy duro, con sus propios recursos, como un verdadero movimiento iniciado desde cero, para traer la libertad, la esperanza y un cambio real y duradero, y no promesas vacías, de las cuales el pueblo había tenido suficiente por parte de otros líderes y partidos. El gobierno NSDAP de Hitler era verdaderamente el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo.

Incluso como líder de la oposición, su plan económico y agenda social propuesta, hicieron saltar las alarmas en los centros de las altas finanzas de todo el mundo, y en las oficinas de los que habían adquirido un interés en mantener a Alemania sometida, internamente dividida, aislada internacionalmente y esclavizada económica y políticamente.

Por lo tanto, a pesar de todas las declaraciones públicas y ampliamente difundidas por el NSDAP de Hitler en cuanto a sus intenciones pacíficas (que están bien documentadas y aún de dominio público), un programa de agitación internacional anti-alemán completamente inmoral y sin base fue nuevamente fomentado, de la misma manera que lo hicieron antes y durante la Primera Guerra Mundial. Sólo que esta vez, sería una lucha a muerte, usando todos los trucos sucios y todos los medios a su disposición.

Y así fue, que la Segunda Guerra Mundial, en todos los efectos, realmente comenzó en 1933, apenas Hitler llegó al poder, y fue legal y debidamente nombrado canciller alemán, después que el NSDAP había ganado legalmente la mayoría de los votos en una elección nacional.

judea-declara-la-guerra-a-alemania-1933

Judea declara la guerra a Alemania, 1933

 

“¡Judea Declara la Guerra a Alemania! ¡Judios de todo el mundo, uníos! ¡Boicot a los productos alemanes! ¡Manifestaciones de masas!”

– Estos fueron los titulares en el Daily Express el 24 de marzo de 1933.

“El pueblo de Israel en todo el mundo declara la guerra económica y financiera contra Alemania. Catorce millones de Judios permanecen unidos como un solo hombre, para declarar la guerra a Alemania. El comerciante judío abandonará a su firma, el banquero su bolsa de valores, el comerciante su comercio y el pobre su cobertizo miserable con el fin de unirse en una guerra santa contra el pueblo de Hitler“.

— Daily Express, 24 de marzo de 1933.

“Cada uno de ustedes, Judío y gentil por igual, que aún no se haya enlistado en esta guerra sagrada debe hacerlo ahora y aquí. No es suficiente que usted no compre productos fabricados en Alemania. Debe negarse a tratar con cualquier comerciante o dueño de tiendas que vendan productos de fabricación alemana o que patrocinen barcos alemanes o envíos… vamos a socavar el régimen de Hitler y llevar al pueblo alemán a sus sentidos mediante la destrucción de su comercio de exportación del que su propia existencia depende”

— Samuel Undermeyer, en una emisión de radio de WABC, Nueva York, 6 de agosto de 1933. Informó en el New York Times, 7 de agosto de 1933.

Bernard Baruch  se una a Samuel Untermeyer en la llamada a una guerra contra Alemania, al mismo tiempo, estaba promoviendo los preparativos para la guerra contra Alemania.

“Insistí en que la derrota de Alemania y Japón y su eliminación del comercio mundial daría a Gran Bretaña una gran oportunidad para engrosar su comercio exterior en volumen y ganancia.”

— Baruch, The Public Years, por Bernard M. Baruch, p.347 (New York: Holt, Rinehart and Winston, 1960).

Samuel Untermeyer fue un líder judío y amigo cercano de presidentes Wilson y Roosevelt.

Bernard Baruch fue asesor presidencial de Wilson, Roosevelt y Truman… y también, Winston Churchill!

judea_declares_war_on_germany_02

 

“Esta declaración llama a la guerra contra Alemania, que ahora se determina como una ‘guerra santa’. Esta guerra se iba a llevar a cabo contra Alemania hasta su conclusión, hasta su destrucción” (Diese Erklärung nannte den Krieg gegen Deutschland, der monja beschlossen sei, einen heiligen Krieg. Dieser Krieg gegen Musse Deutschland bis zu dessen Ende, bis zu dessen Vernichtung, geführt werden).

— Dr. Franz J. Scheidl, Geschichte der Verfemung Deutschlands.

“La guerra en Europa en 1934 era inevitable.”

— Henry. Morgenthau, Jr., Secretario del Tesoro de EE.UU., Hearst Press, septiembre de 1933 (también citado en ” The Palestine Plot ” por B. Jenson, p. 11 (impreso por John McKinley, 11-15 King Street, Perth, Escocia)).

“Desde hace meses la lucha contra Alemania se libra por cada comunidad judía, en cada conferencia, en todos nuestros sindicatos, y por cada Judío en todo el mundo. Hay razones para creer que nuestro papel en esta lucha tiene un valor general. Vamos a desencadenar una guerra espiritual y material en todo el mundo en contra de las ambiciones de Alemania de volver a ser una gran nación, de recuperar los territorios perdidos y colonias. Pero nuestros intereses judíos exigen la completa destrucción de Alemania. Colectiva e individualmente, la nación alemana es una amenaza para nosotros los Judios. “

— Vladimir Jabotinsky (fundador del grupo terrorista judío Irgun Zvai Leumi) en Mascha Rjetsch, enero de 1934 (también citado en ” Histoire de l’Armée Allemande ” por Jacques Benoist-Méchin, vol. IV, p. 303).

jewish-boycott-of-german-goods

 

“Hitler no tendrá la guerra (no quiere la guerra), pero vamos a forzarla en el, no este año, pero pronto.”

— Ludwig Emil Cohn en Les Annales, de junio de 1934 (también se cita en su libro ” The New Holy Alliance”).

“Nosotros, los Judios llevaremos la guerra a Alemania.”

— David A. Brown, Presidente Nacional, United Jewish Campaign, 1934 (citado en ” I Testify Against The Jews “, de Robert Edward Edmondson, página 188 y ” The Jewish War of Survival “de Arnold Leese, página 52).

“Queremos generar un profundo odio hacia los alemanes, hacia los soldados alemanes, marineros y aviadores. Debemos odiar hasta que ganemos”

–Señor Beaverbrook, citado en Niemals! por Heinrich Goitsch.

“Sólo hay un poder que realmente cuenta. El poder de la presión política. Nosotros, los Judios somos las personas más poderosas de la tierra, porque tenemos ese poder, y sabemos cómo aplicarlo”

— Vladimir Jabotinsky, Boletín Diario Judío, 27 de julio de 1935.

judea_msg_iii_1937_anti-nazi_rally

 

“Antes de que finalice el año, se formará un bloque económico de Inglaterra, Rusia, Francia y los EE.UU. para llevar a los sistemas económicos alemanes e italianos a sus rodillas.”

— Paul Dreyfus, “La Vie de Tanger” 15 de mayo 1938.

“El 3 de junio de 1938, la American Hebrew alardeo de que tenían Judios en los principales puestos de influencia en Gran Bretaña, Rusia y Francia, y que estos ‘tres hijos de Israel estarán enviando al dictador nazi al infierno’.”

— Joseph Trimble, the American Hebrew.

“Alemania es nuestro enemigo público número uno. Es nuestro objetivo el declarar la guerra sin piedad contra ella. Uno puede estar seguro de esto: Vamos a liderar esa guerra”

— Bernard Lecache, presidente de la ” International League Against Racism and Anti-Semitism”, en su periódico “Droit de Vivre” (Derecho a la Vida), 9 de noviembre! 1938.

“La guerra que ahora se propone es con el propósito de establecer la hegemonía judía en todo el mundo.”

— General de brigada George Van Horn Mosely, The New York Tribune, 29 de marzo de 1939.

“Deseo confirmar de la manera más explícita, la declaración que mis colegas y yo hicimos durante los últimos meses, y especialmente en la última semana:

Que los Judios ‘están con Gran Bretaña y lucharan del lado de las democracias’. Nuestro deseo urgente es poner en práctica estas declaraciones. Queremos hacerlo de una manera totalmente conforme con el plan general de acción británica, y por lo tanto podríamos situarnos, en asuntos grandes y pequeños, bajo la dirección de coordinación del Gobierno de Su Majestad.

La Agencia Judía esta lista a llegar a acuerdos inmediatos para la utilización de mano de obra judía, la capacidad técnica, recursos, etc”

— Chaim Weizmann, presidente del Congreso Judío Mundial, Director de la Agencia Judía y más tarde Presidente de Israel, el London Times, septiembre 5, 1939, y el London Jewish Chronicle, 8 de septiembre de 1939.

“Los millones de Judios que viven en Estados Unidos, Inglaterra y Francia, África del Norte y del Sur y, sin olvidar los de Palestina, están decididos a llevar la guerra de aniquilación contra Alemania hasta su extremo final.”

– Centro Blad Voor Israeliten en Nederland, 13 de septiembre de 1939.

“¡Dejen de hablar de condiciones de paz! Quiebren Alemania en pedazos”

— The Daily Herald, No.7426, 9 de diciembre de 1939.

“Los Judios, tomados colectivamente, ven esta guerra como una guerra santa.”

— The Daily Herald, No.7450, 1939, citado en “Reichstagsbrand, Aufklärung einer Legende historischen,” por U. Backes, KH Janssen, Jesse E., H. Köhler, H. Mommsen, E Tobias.

“Incluso si nosotros los judios no estamos físicamente a su lado en las trincheras, estamos moralmente con ustedes. Esta guerra es nuestra guerra y ustedes la pelean con nosotros”

— Shalom Asch, Les Nouvelles Litterairres, 10 de febrero de 1940.

“Al perder a Alemania, los judíos perdieron un territorio desde  el cual ejercer el poder. Por lo tanto, estaban decididos a volver a conquistarla”

— Louis Marschalko,” The World Conquerors : The Real War Criminals “

“El Congreso Judío Mundial ha estado en guerra con Alemania durante siete años.”

–Rabino M. Perlzweig (jefe de la Sección Británica del Congreso Judío Mundial), Toronto Evening Telegram, 26 de febrero de 1940.

“La Segunda Guerra Mundial se está luchando por la defensa de los fundamentos del judaísmo.”

–Rabino Felix Mendlesohn, Chicago Sentinel, 8 de octubre de 1942.

“No negamos y no tenemos miedo de confesar que esta guerra es nuestra guerra y que se libra por la liberación de los judíos… Más fuerte que todos los frentes juntos es nuestro frente, el de los judíos.

No sólo estamos dando a esta guerra nuestro apoyo financiero en el que se basa toda la producción de la guerra, no sólo estamos ofreciendo nuestro poder de PROPAGANDA que es la energía moral que mantiene esta guerra en vía.

La garantía de la victoria se basa principalmente en el debilitamiento de las fuerzas enemigas, en la destrucción de ellos en su propio país, dentro de la resistencia. Y nosotros somos los caballos de Troya en la fortaleza del enemigo. Miles de Judios que viven en Europa constituyen el factor principal en la destrucción de nuestro enemigo. Allí, nuestro frente es un hecho y la ayuda más valiosa para la victoria”

–Chaim Weizmann, presidente del Congreso Judío Mundial, responsable de la Agencia Judía y más tarde Presidente de Israel, en un discurso pronunciado el 3 de diciembre de 1942, en Nueva York.

“Jugué golf con Joe Kennedy (Embajador de EEUU en Gran Bretaña). Él dice que Chamberlain declaró que Estados Unidos y el mundo judío obligaron a Inglaterra a entrar en la II Guerra Mundial”

–James Forrestal, Secretario de la Marina (más tarde Secretario de Defensa), Diario, entrada del 27 de diciembre 1945.

“Cuando los Nacional Socialistas y sus amigos lloran y susurran que esto (esta guerra) fue traída por los judios, están perfectamente en lo correcto”

–Revista Sentinel de Chicago, 8 de octubre de 1940.

“Alemania se está volviendo demasiado fuerte. Tenemos que destruirla.” — Winston Churchill, 1936
“Ahora que hemos forzado a Hitler a la guerra, el ya no podrá aniquilar pedazo a pedazo el Tratado de Versalles de manera pacifica.”

– Lord Halifax, ministro de Relaciones Exteriores británico 1938-1940, y uno de los principales arquitectos de la engañosa “Policy of Appeasement” , a finales de 1939

Vamos a darle la última palabra al hombre cuyas políticas económicas, sociales y patrióticas, desde el principio, fueron el objeto a destruir y se utilizó como catalizador para una campaña de odio que produjo los boicots mundiales y el odio anti-germánico internacional, y en última instancia condujo a la Segunda Guerra Mundial.

“No es cierto que yo, o alguien más en Alemania, quisiera la guerra en 1939. Fue deseada e instigada exclusivamente por esos hombres de estado quienes han sido judíos o han trabajado para intereses judíos. Tampoco he deseado nunca, que después de la fatal primera guerra mundial, una segunda contra Inglaterra, o aún sobre Estados Unidos, fuera desatada”

— Adolf Hitler, abril de 1945.

Hitler Nos Habla de “Su” Guerra, 1942

(…)

Todo el mundo debería leer este extracto del Capítulo X de Mein Kampf, donde el Hitler explica cómo las masas creerán una masiva mentira, simplemente por el hecho de que la gente común no puede comprender que una gran historia tan, pero tan repetida puede ser cualquier cosa, sino cierta. El concepto de la Gran Mentira, que Hitler (y luego Goebbels) denuncio en su libro, cae como anillo al dedo, a esta GRAN MENTIRA del “Hitler belicista”

“Ellos proceden en el sólido principio de que la magnitud de una mentira siempre contiene un cierto factor de credibilidad, ya que las grandes masas de los pueblos en el fondo de sus corazones tienden a corromperse en lugar de ser consciente y deliberadamente malos, y que , por lo tanto, en vista de la simplicidad primitiva de sus mentes, más fácilmente caen víctimas de una gran mentira, que de una pequeña, ya que ellos (las masas) mienten en cosas pequeñas, pero se avergonzarían de mentir en cosas demasiado grandes.

Tal falsedad, no entrará en sus cabezas y no serán capaces de creer en la posibilidad de tan monstruoso descaro y falsedad infame en otros; sí, incluso al informarse sobre el tema, van a dudar y a vacilar, y continuarán aceptando al menos una de estas causas como cierta.

Por lo tanto, algo así como incluso la mentira más insolente siempre permanecerá y durara, un hecho que todos los grandes virtuosos de la mentira, y clubes de mentirosos en este mundo saben muy bien y también hacen el uso más traicionero de este (principio)”

–Adolf Hitler, Mein Kampf, Capitulo X.

(…)

***********************************************************

Si alguien piensa que esto es de alguna manera “antisemita”, entonces en primer lugar, ni siquiera sabe lo que es un “semita” y le aconsejo consultar a un buen diccionario. En segundo lugar, esto es meramente una presentación de los hechos.

En tercer lugar, estos hechos muestran una claro patrón de anti-germanismo (no antisemitismo ni anti-judaísmo). En cuarto lugar, estos hechos demuestran que efectivamente había un grupo de personas poderosas e influyentes, que se describieron como “Judios”, que tenían un plan ilegal y a la vez muy público, para librar una “guerra de agresión” contra Alemania y, en definitiva, para cometer genocidio con el fin de lograr sus objetivos.

En quinto lugar, es la evidencia de una conspiración para engañar y estafar al mundo, y de engañar a millones de hombres para luchar y morir en una guerra brutal sin precedentes e innecesaria, que llevo a la muerte de casi 60 millones de personas, y evidencia de que se puede engañar a la mayoría de las personas gran parte del tiempo cuando usted posee o controla los medios de comunicación, la educación pública y a los líderes políticos.

y por último, es la evidencia de que en efecto la historia que nos contaron sobre la segunda guerra mundial es una GRAN MENTIRA, y no fue Hitler quien la conto, y tampoco era el que quería la guerra, en primer lugar, sino más bien, había hecho todo lo que estaba en su poder para evitarla.

Yo sostengo que, para el pueblo alemán, la Segunda Guerra Mundial nunca ha terminado. Tampoco lo hará, hasta que la verdad, y estas mentiras sean ampliamente conocidas y aceptadas como un hecho.

Fuente: J4G

 
49 comentarios

Publicado por en 31 agosto, 2013 en La verdad sobre Hitler y la SGM

 

Etiquetas: , , , , , ,

EN DEFENSA DE ALEMANIA – UNA CARTA AL DIRECTOR DE 1933 – PARTE 1 DE 3

DEFENSA DE ALEMANIA – ESTABLECIDO POR EL CONSUL GENERAL, AL EDITOR DEL HERALD, Viernes 21 julio 1933.

germanys-defence-sydney-morning-herald-congen-21-07-33

 

TRADUCCIÓN FIEL DEL ARTÍCULO

Señor, en el sub-líder de “Sydney Morning Herald” de ayer en relación a Alemania y la posición de los Judios, la opinión se expresó que “nadie debe ser penalizado por sus principios religiosos”. (Esta editorial se incluye más abajo).

Me gustaría decir que esta es precisamente la situación en Alemania, donde lejos de ser restringidas, las iglesias son apoyadas activamente por el Gobierno, como se evidencia con la reciente firma de un concordato con la Santa Sede, la unificación de las iglesias protestantes, la restauración de las oraciones en las escuelas estatales, la introducción de las funciones religiosas en el marco de importantes actos públicos, y la supresión completa de actividades de las sociedades anti-religiosas.

Las medidas recientemente adoptadas en Alemania no se dirigen contra la religión hebrea, sino únicamente contra las influencias judías revolucionarias, comunistas, destructivas y anti-patrióticas en la vida política, cultural y económica de la nación.

Para corroborar esta afirmación basta con señalar que en el gobierno revolucionario formado en Alemania en 1918 estuvieron los siguientes Judios: Hasse, Kautsky, Cohn, Herzfeld, Schiffer, Bernstein, Preuss, Cohen y el Dr. Freund.

Los dirigentes de la república soviética comunista establecida en Munich en 1919, fueron los Judios: Levin, Levine y Mühsam.

En el Tribunal especial (Ausnahmegericht) en contra del Mariscal de Campo Von Hindenburg, 1919, fueron los Judios: Cohn, Katzenstein y Sinzheimer.

Por otra parte, la influencia de los capitalistas judíos crecía peligrosamente, los siguientes importantes bancos alemanes, estaban bajo el control o dirección judía: Dlscontogesellschaft, Commerzbank, Dresdner Bank, Darmstadter Bank, Berl. Handelsgesellschaft, Bleichroder, Mendelsohn, Warburg y otros.

Cada uno de los siguientes Judios había sido miembro de la junta directiva en más de 30 empresas: Jakob Goldschmidt, Louis Hagen, Carl Furstenberg, Henry Nathan, Herbert Guttmann, Hans Arnold, Curt Sobernheim, Paul Silverberg, Dr. Salomonsohn, Bruno Weill, Felix Deutsch, Isidor Rosenfeld, Siegm. Boden-heimer, Ludwig Fuld, Schwabach.

Jakob Goldschmidt aun siendo un miembro de la junta de 108 empresas. De los 147 miembros de la Bolsa de Berlín 116 eran Judios.

La desmoralización de la vida teatral en la capital de Berlín era un hecho, aun concedido el alto nivel artístico de muchas de las producciones. Veintitrés de los 29 directores de teatro eran Judios.

Quiero concluir con la siguiente información, que el Presidente de la German Rabbinical-Union, el Dr. Leo Baeck, dio al corresponsal del “Intransigeant” de Berlín:

“La revolución nacional alemana, que ahora estamos experimentando muestra dos tendencias mezcladas:

La lucha para superar el bolchevismo y aquella que tiene por objeto la reconstrucción de Alemania.

¿Cuál es la actitud de los judíos alemanes a estos dos? El bolchevismo es, como un movimiento ateo, el peor enemigo del judaísmo –Falso, el comunismo fue creado por los judios-, la abolición de la religión judía está en su programa. Un judío que se volviera bolchevique es un renegado. La reconstrucción de Alemania es un ideal perseguido intensamente en las filas de los Judios alemanes.

Con ningún otro país de Europa los Judios están tan íntimamente e inextricablemente conectados a través de siglos de historia como con Alemania. Ninguna lengua europea significa tanto para ellos como el alemán. Hubiera sido correcto tomar nota de los excesos individuales e informar a los correspondientes cuarteles. En lugar de esto, falsos amigos han cometido errores malos y condenables. Para dar problemas al nuevo Gobierno alemán, los políticos de izquierda han por todo el mundo tomado a Judá como su escudo y trataron de dañar el prestigio de los Nacional Socialistas en la actualidad en el poder, mediante la difusión de rumores irresponsables y falsos rumores de sus adversarios políticos.”

Le agradecería si usted desea publicar mi carta en su periódico.

Soy, etc,

R. ASMIS,

German Cónsul General.

FUENTE: http://trove.nla.gov.au/ndp/del/article/16992979

COMENTARIO:

No hay forma de saber si la carta fue en realidad publicada en su totalidad. El Cónsul General estaba escribiendo en respuesta al siguiente extenso editorial, lleno de verdades a medias y ficción. Sospecho que el señor Amsis habría hecho algunas excepciones a un buen número de declaraciones en ese editorial.

Aquí está esa pieza editorial y he introducido varios comentarios entre [corchetes] en color rojo donde creo que el Cónsul General ha expresado otras objeciones no cubiertas en su respuesta.

Un enlace a la editorial original completa también se incluye más abajo:

ALEMANIA

(Editorial: Sydney Morning Herald, 19 de julio 1933)

“La política del Sr. Hitler es una mezcla de contradicciones. Combina algunos de la constructividad genuina del fascismo italiano con una intolerancia salvaje [¡Si intolerancia a la corrupción, que era un evidente problema para la mayoría de los alemanes!] la cual es propensa de frustrar su país. [De hecho, las reformas de Hitler resultaron un éxito notable en poco tiempo].

Con su intento de coaccionar a Austria [¡mentira descarada!], el objetivo de la unión aduanera para la cual los hombres de estado austríacos y alemanes han trabajado, se desvanece [¡La unión aduanera fue rechazada por los franceses! La Re-unión con Austria prohibida por Versalles]; así como también, su venganza anti-judía [¡Mentira! Hitler era un nacionalista pro-alemán y sus políticas eran para la preservación de Alemania, no eran políticas de “odio”] está destinada a reaccionar perjudicialmente a Alemania [esto se demostró errado. Alemania prosperó hasta que los aliados más tarde le declararon la guerra a Alemania].

El ilegalizar una raza [Hitler no hizo tal cosa], que ha contribuido en gran medida a los logros de Alemania en las artes, la ciencia y el desarrollo material [¿En serio? ¡A Alemania le estaba yendo bien sin ellos!] es colocar un serio obstáculo en el camino a lo que él llama la regeneración de Alemania. [Al parecer, no estaba familiarizado con el estado de caos y el grado de sufrimiento del pueblo alemán en la República de Weimar].

Hitler debe su éxito al hecho de que vio una oportunidad y la tomó [Hitler y el NSDAP habían estado luchando durante 13 años con un movimiento iniciado desde cero, ¿por qué no habría de tomar la oportunidad cuando la vio?].

Alimentándose de la depresión, el comunismo estaba haciendo un rápido progreso. En los diez años anteriores a la última elección [¿10 años?… Hubieron docenas de elecciones y gobiernos fallidos] había aumentado su representación en el Reichstag por diez veces, y era numéricamente el tercer partido en la Cámara. [¡Falso! Voy a incluir información sobre esto abajo*].

Los gobiernos anteriores, que ocupaban cargos en virtud de alianzas precarias, no han hecho nada para combatir la amenaza. [¿Me pregunto a que amenaza se refiere?] Hitler ofreció nazismo [¡Era Nacional socialismo y nunca “nazismo”!] como un antídoto para el veneno insidioso que se estaba extendiendo.

Él organizó la resistencia mediante métodos ingeniosos y muy legítimos. En Rusia, señaló, una minoría decidida, [Noten cómo NO especifica que minoría], a sabiendas de su propia mente, había impuesto su voluntad a una mayoría demasiado apática, sin carácter y carente de sentido para asegurarse a si misma [pero si hubieran resistido y luchado…¿por qué nombres desagradables los llamarias, Mmm? Pero al parecer, cree que los alemanes debieron haberlos emulado].

Pero el fatalismo semi-Oriental del carácter eslavo era muy diferente de la virilidad contundente del teutón. La cuestión se había reducido a anti-comunismo versus el comunismo, y los nazis [NSDAP no “nazis”…que es un término despectivo inventado por los Judios] estaban allí para dar a los partidarios de la primera una iniciativa. [Bueno, parece que está bien hablar mal de los pueblos eslavos y describirlos de una manera negativa, así como a los “malvado nazis alemanes”, ¿pero no está bien discutir sobre los Judios de ninguna manera o forma?, muy interesante].

Como consecuencia de esta apelación, del tipo al que el temperamento nacional naturalmente respondería, los nazis [NSADP no “nazis”] arrasaron en las elecciones del marzo pasado y Hitler se instaló en el poder. Él justamente podía declarar que sus seguidores fueron la punta de lanza contra el avance comunista. [En efecto].

Desde entonces se ha dedicado a sí mismo a la tarea de la recuperación económica de Alemania y la resucitación de la “auténtica” tradición alemana. Su Gobierno ha alentado matrimonios precoces mediante la concesión de préstamos en condiciones favorables para la obtención de equipamiento del hogar, y remisiones son concedidas respecto a los niños nacidos. El objetivo es restaurar a las mujeres a la esfera hogareña y, de este modo, ofrecer más puestos de trabajo a los hombres. [Maravilloso]

Los impuestos han de reducirse en el caso de empresas industriales en crecimiento o en renovación de sus plantas, y en ciertas circunstancias se permitirá la exención total. Estas concesiones implicarán la pérdida de ingresos, pero se considera que la desventaja se compensa con el estímulo a la producción y el alivio al desempleo que dará como resultado. No puede haber nada en contra de estas medidas. [Gracias]. Estas han sido adoptadas en varios otros países.

Pero, desgraciadamente, el entusiasmo de Hitler para la reconstrucción se vio estropeada por el chauvinismo desenfrenado y el fanatismo [¡mentira total! Y ¿alguna vez este señor leyó el Tratado de Versalles y todas las condiciones terriblemente punitivas que se impusieron a Alemania, las cuales causaron los problemas en primer lugar? ¡Es un descaro que hable acerca de intolerancia y chauvinismo!].  Su campaña antisemita [busque el real significado de la palabra semita] crece continuamente más virulenta. [¡Los Decretos de Núremberg no entraron en vigor sino hasta 1935, y cuando lo hicieron, los Judios también las apoyaron!]

Su propósito declarado es “purgar” a Alemania de los Judios, y apenas pasa una semana, pero estos son sometidos a nuevas discapacidades e indignidades. [Mentira total ideada por la auto proclamada “La comunidad judía mundial”, durante su boicot en el que declararon abiertamente la guerra a Alemania tan pronto como Hitler llegó al poder, el 24 de marzo de 1933]

Poco después de que Hitler se convirtió en Canciller, un decreto degrado a los Judios a la condición de ciudadanos de “segunda clase”, profesores judíos fueron privados de sus cátedras universitarias, se limitó la entrada de Judios a las profesiones, despedidos del servicio público los Judios que no podían mostrar las credenciales de guerra [credencial Guerra = los Judios, que habían demostrado con sus acciones que eran leales a Alemania], y cerró el servicio a los candidatos judíos en el futuro.

[Cerrado a tipos egoístas y traidores que servían a intereses y agendas internacionales. Sin embargo, todavía habían Judios en las profesiones, La pregunta era, ¿cómo estos llegaron a dominar Alemania después de la guerra, y con qué derecho esperaban seguir haciéndolo?, mientras que muchos alemanes perdieron todo y vivían como ciudadanos de segunda o tercera clase en su propio país, con muchos muertos de hambre,  y miles de suicidados, Pero, de nuevo, lea la respuesta del Cónsul General]

La última exposición de este frenesí antisemita [basada en las mentiras de los judíos] Es el ukase [una vaga referencia a la Rusia zarista] que autoriza al Gobierno a anular los certificados de nacionalidad alemana adquirida por extranjeros desde la guerra. [Nacionalidades adquiridas a través de un gobierno corrupto en un sistema simulado de gobierno que no recibió el apoyo del pueblo alemán]

Se explica que este se dirige a la multitud de Judios gallegos que han emigrado a Alemania en ese período. Pero técnicamente la dispensa se aplica a todos los ciudadanos naturalizados cualquiera que sea su origen. No hay duda de que un Estado tiene el derecho de controlar los elementos de su propia población. Pero una vez que los privilegios de la ciudadanía se han conferido no pueden ser retirados equitativamente a menos que sea por conducta anti-cívica. [¿Y si no se obtuvieron “equitativamente”, Mmm? Muchos países hoy en día revocan ciudadanías basándose en pruebas endebles y rumores]

Los prejuicios de Hitler le han impulsado a pisar un terreno peligroso. Ellos han enajenado las simpatías de las personas que, sin ser ellos mismos Judios, creen que nadie debe ser penalizado por sus principios religiosos. Han provocado represalias de Judios en otras tierras. […Basándose en mentiras y rumores]

Los Judios son un pueblo tribal, su fe común proporciona un vínculo entre ellos sin importar que ampliamente dispersos puedan estar. [¡Obviamente! Pero al parecer, no está bien que otros pueblos actúen de manera tribal, en lealtad con los suyos”]

El boicot judío internacional de mercancías y de los mercados Alemanes que esta siendo organizando como protesta contra el tratamiento de los Judios en Alemania se hace sentir. [En realidad, este boicot tuvo poco efecto en Alemania, ya que Hitler construyó una economía y mercado basada en la producción interna. Sin embargo, fue una campaña de extorsión y terrorismo]

El plan ya ha sido aprobado por las fraternidades judías de siete países, entre ellos Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos, y se esperan que más se suscriban a él. A este se atribuye la disminución de las exportaciones alemanas en junio por casi £ 2.500.000 millones, en comparación con el valor del mes anterior.

Cuando el boicot este en pleno apogeo, Hitler puede constatar que, en la indulgencia de su furor antisemita, ha tomado un arma cuyo borde se ha vuelto en contra de Alemania. [Y todo basado en mentiras y propaganda negra como el Cónsul General Asmis declaro, por otra parte, Alemania ya estaba en una situación desesperada y realmente no podría haber empeorado, en realidad el disparo les salio por la culata. Por lo que conspiraron para trazar una guerra militar].

Fuente: http://trove.nla.gov.au/ndp/del/article/16992362

* Re: Elecciones alemanas:

“Adolf Hitler es siempre descrito como un dictador. De hecho, él fue el único líder de la guerra que fue elegido legítimamente y de manera abrumadora en una votación libre por su pueblo”

La elección del 31 de julio 1932 fue una gran victoria para los NacionalSocialistas. Donde ganaron 13.574 millones de votos. Con el 38% del total de votos emitidos, el NSDAP se convirtió en el partido más grande en el Reichstag, con 230 escaños. Los SocialDemócratas tenían 133 escaños y los comunistas sólo 89. El 30 de enero Adolf Hitler fue democráticamente nombrado Canciller de Alemania.

En las elecciones del 5 de marzo, el NSDAP gano 17.277.180 votos, un aumento de 5,5 millones, aumentando su porcentaje de votos hasta el 44%. En coalición con los nacionalistas que habían sacado 3.136.760 votos, esto mostró una que abrumadora mayoría de los alemanes había hecho clara su preferencia por el nacionalismo alemán.

En la primera apelación de Adolf Hitler a la nación alemana el 1 de febrero de 1933, Hitler pidió que se le permitiera apenas cuatro años con el fin de llevar a cabo la tarea de la reconstrucción nacional. El 29 de marzo 1936, a la nación alemana se le dio la oportunidad de expresar su aprobación o desaprobación del Estado Nacional Socialista:

TOTAL DE VOTOS CALIFICADOS: 45.453.931

TOTAL DE VOTOS EMITIDOS: 45.001.489 (99%)

VOTOS ‘NO’ O INVALIDOS: 540.211

VOTOS PARA EL NSDAP DE HITLER: 44.461.278 (98,8%)

Fuente: Michael Walsh: Round One to the Barbarians – Nuggets of Inconvenient History

CONCLUSIÓN:

La anterior Op/Ed muestra una gran cantidad de ignorancia, falta de honradez intelectual, parcialidad o “chauvinismo”. Contenía numerosos errores factuales en una serie de puntos relativos, como el señor Amsis declaró en su respuesta publicada, y también como yo he añadido.

¿Que podría haber motivado a este editor para escribir una pieza tan desagradable de verdades a medias a un gran número de lectores Australianos?, ¿Podría haber sido la propaganda negra -y falsa- que emanaba de Nueva York, Londres y París? Yo pienso que sí.

Y como he dicho anteriormente, me quedo preguntándome que pudo haber sido editado de la respuesta del cónsul general alemán. Yo sólo puedo especular, que ha dado una respuesta mucho más profunda de lo alegado.

Es una práctica común que las cartas al director se editan en el interés del espacio, por lo que nos dicen, pero sin duda también debido al sesgo editorial. Una simple comparación con otra pieza editorial de la misma edición, en el mismo periódico, en el mismo período de tiempo puede servir para demostrar su nivel de deshonestidad y falta de integridad periodística. Ese será el tema de la Parte 2.

Fuente: J4G

 
3 comentarios

Publicado por en 13 julio, 2013 en La verdad sobre Hitler y la SGM

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Lo que el Mundo Rechazo – Las Ofertas de Paz de Hitler, 1933-1940

Es un poco largo, pero vale tu tiempo el leerlo…

A partir y mucho antes de 1939 y continuando hasta el día de hoy, la opinión mundial ha sido manipulada sistemáticamente para inducir la falsa creencia de que Adolf Hitler era un poderoso loco, despótico, guerrerista y malvado tirano que se había apoderado ilegalmente del poder en Alemania, que buscó la guerra con su vecinos europeos, y que tenía un plan para dominar el mundo. Los “historiadores” oficiales, han mantenido y perpetuado esta narrativa propagandística desde 1945, mientras que hábilmente ignoran los numerosos intentos bien documentados de Hitler para convencer a los Aliados de la 1º Guerra Mundial, a través de la vía diplomática, a cumplir con sus propios compromisos de desarme, y para trabajar con él para lograr una solución justa de las cuestiones pendientes derivadas del Tratado de Versalles, que había mutilado gravemente Alemania (y por consiguiente, también la economía mundial), así como, causado crecientes tensiones persistentes en Europa, fueron repetidamente rechazadas.

Este artículo de 1940 por el Dr. Friedrich Stieve proporciona una visión general de las diversas iniciativas de paz de Hitler desde el momento en que fue debidamente nombrado canciller en 1933 hasta que se declaró la guerra a Alemania en 1939. Esto demuestra claramente que estos esfuerzos de preservación de la paz mundial se vieron frustrados por los traficantes de guerra británicos, franceses, estadounidenses y rusos y sus titiriteros, los banqueros internacionales que tenían –y tienen- una agenda muy diferente a la que las propuestas de Hitler y su modelo el Nacional Socialismo planteaba una gran amenaza. Por lo tanto, estos declararon que “Hitler era una amenaza para el mundo y debe ser detenido”, empleando una propaganda atroz, citas falsas o citas sacadas completamente de contexto, y desinformación para propagar y perpetuar su propia narrativa, para incitar a las naciones a la guerra, y desviar siempre la culpa de ellos mismos. Y, por supuesto, también desprestigiaron a aquellos que apoyaron a Hitler, o a aquellos que al menos encontraron sus objetivos de política exterior objetivos y bastante razonables, como “apaciguadores”. Entonces, después de haber tenido éxito en la destrucción de Alemania, enterraron las pruebas que desafiaban su narrativa, crearon pruebas falsas, y torturaron a los alemanes para sacarles falsas confesiones auto inculpatorias, etc para establecer su versión (la de los vencedores), acerca de los acontecimientos como la historia oficial, y que su guerra era completamente justificada y necesaria, la llamada “guerra buena.”

Desde 1945, este falso paradigma ha sido reciclado perpetuamente mientras los defensores de la agenda del Nuevo Orden Mundial siguen marcando a todos los verdaderos líderes nacionalistas que sirven a su pueblo (y no a los banqueros) como “El próximo Hitler” o como “nazis “, etc. Y, por supuesto, aquellos que los apoyan están de nuevo etiquetados como “apaciguadores” o “cobardes” o incluso como “terroristas”.

Es hora de que el mundo despierte, enfrente a los hechos, y reconozca este “método de operaciones ‘, y que entiendan que se desarrolló y se utilizó por primera vez contra Alemania en la Primera Guerra Mundial, y luego fue refinado y perfeccionado en la Segunda Guerra Mundial en una forma de arte horrible, con las que siempre conducen a los borregos a cumplir sus órdenes.

Escuche el artículo en YouTube:

Para aquellas personas que no saben ingles traduciré el artículo completo en español:

Publicado en 1940 por el diario Washington bajo los auspicios de la “Deutsche Informationsstelle”, por el Dr. Friedrich Stieve

Dr. Friedrich Stieve

[1] Los enemigos de Alemania mantienen hasta hoy que Adolf Hitler es el más grande perturbador de la paz conocido en la historia, que el -Hitler- amenazo a cada nación con ataques súbitos y opresión, que creo una terrible máquina de guerra para causar problemas y devastación a todo su alrededor. Al mismo tiempo ellos ocultaron intencionalmente hechos muy importantes: Ellos obligaron al líder Alemán a desenvainar la espada. Ellos obligaron a Hitler a obtener por la fuerza, aquello que Hitler había intentado ganar por persuasión en un principio: La seguridad de su país. Ellos hicieron esto no solo al declararle la guerra en septiembre de 1939, sino también al bloquear a cada paso durante 7 años el camino a cualquier discusión pacífica.

Las repetidas tentativas hechas por Adolf Hitler para inducir a los gobiernos de otros estados a colaborar con él en la reconstrucción de Europa fue un patrón constante que se repite en su conducta desde el inicio de sus labores en el Reich alemán. Pero estos intentos fueron destruidos cada vez por la razón del hecho de que en ninguna parte había ninguna disposición para darles la debida consideración, ya que el espíritu maligno de la Gran Guerra (1º Guerra Mundial) aún prevalecía en todas partes, ya que en Londres y París y en las capitales de las potencias occidentales había una intención fija: perpetuar el poder de Versalles.

Una rápida mirada a los acontecimientos más importantes aportara la prueba irrefutable de esta afirmación.

Cuando Adolf Hitler llegó al primer plano, Alemania era tan amordazada y tan impotente como los vencedores de 1918 querían que estuviera. Completamente desarmada, con un ejército de sólo 100.000 hombres destinados exclusivamente a la función policial en el país, Alemania se encontró dentro de un anillo cerrado firmemente de vecinos todos armados hasta los dientes y alineados entre sí. Para los antiguos enemigos de Occidente, Gran Bretaña, Bélgica y Francia, nuevos fueron creados artificialmente y añadidos en el este y en el sur: sobre todo Polonia y Checoslovaquia. Una cuarta parte de la población de Alemania, fueron arrancadas por la fuerza fuera de su país de origen y entregado a las potencias extranjeras. El Reich, mutilado por todos lados y despojado de todos sus medios de defensa, en cualquier momento podría convertirse en la víctima indefensa de algún vecino rapaz.

Fue entonces cuando Adolf Hitler por primera vez hizo su llamamiento al sentido común de los otros poderes. El 17 de mayo de 1933, unos pocos meses después de su nombramiento para el cargo de canciller del Reich (Reichskanzler), pronunció un discurso en el Reichstag alemán, del que extraemos los siguientes pasajes:

“Alemania estará perfectamente lista para disolver todo su aparato militar y destruir la pequeña cantidad de armas pendientes de ella, si los países vecinos hacen lo mismo con la misma rigurosidad.

… Alemania está enteramente dispuesta a renunciar a las armas de agresión de todo tipo si las naciones armadas, por su parte, destruyen sus armas de agresión dentro del plazo fijado, y si su uso está prohibido por una convención internacional.

… Alemania es en todo momento dispuesta a renunciar a las armas ofensivas si el resto del mundo hace lo mismo. Alemania está dispuesta a aceptar cualquier pacto solemne de no agresión porque ella no piensa en atacar a nadie, sino sólo en la adquisición de seguridad.”

Hitler no recibió ninguna respuesta.

Sin hacer caso, los demás continuaron llenando sus arsenales con armas, a acumular sus reservas de explosivos, a aumentar el número de sus tropas. Al mismo tiempo, la Sociedad de Naciones (predecesora de la ONU), el instrumento de las potencias vencedoras, declaró que Alemania debe pasar primero a través de un período de “prueba” antes de que sea posible discutir con ella la cuestión del desarme de los otros países. El 14 de octubre de 1933, Hitler se separó de la Sociedad de las Naciones, con la cual era imposible llegar a algún acuerdo. Poco después, sin embargo, el 18 de diciembre de 1933, Hitler se presentó con una nueva propuesta para la mejora de las relaciones internacionales. Esta propuesta incluye los siguientes seis puntos:

 1. Alemania recibe una completa igualdad de derechos

2. Los estados completamente armados se comprometen entre sí a no aumentar sus armamentos más allá de su nivel actual.

3. Alemania se adhiere a este acuerdo, comprometiéndose libremente a hacer un uso moderado de la igualdad de derechos concedidos a ella mientras no represente una amenaza para la seguridad de cualquier otra potencia europea.

4. Todos los estados reconocen ciertas obligaciones en relación con la realización de la guerra con principios humanistas, o para la eliminación de ciertas armas para usar contra la población civil.

5. Todos los Estados aceptan un control general uniforme para vigilar y asegurar el cumplimiento de estas obligaciones.

6. Las naciones europeas garantizan mutuamente el mantenimiento incondicional de la paz mediante la celebración de pactos de no agresión, que debe renovarse después de diez años.

Seguidamente a esto se hizo una propuesta para aumentar la fuerza del ejército alemán a 300.000 hombres, lo que corresponde a la fuerza requerida por Alemania “teniendo en cuenta la longitud de sus fronteras y el tamaño de los ejércitos de sus vecinos”, con el fin de proteger su amenazado territorio de cualquier ataque. El defensor del principio del acuerdo pacífico trataba así de acomodarse a la falta de voluntad de los otros para desarmarse al expresar el deseo de un aumento limitado de armamentos para su propio país. Un intercambio de notas, a partir de este y durante años, finalmente llegó a un repentino final con un rotundo “no” de Francia. Este “no” fue, además, acompañado de un enorme crecimiento en las fuerzas armadas de Francia, Gran Bretaña y Rusia.

De este modo, la posición de Alemania empeoro mucho más que antes. El peligro para el Reich era tan grande que Adolf Hitler se sintió obligado a actuar. El 16 de marzo de 1935, volvió a introducir el servicio militar obligatorio. Sin embargo, en relación directa con esta medida, una vez más anunció una oferta de acuerdos de una extensa naturaleza, el propósito era para asegurar que en caso de cualquier guerra futura se realizaría en principios humanitarios, de hecho, para hacer una guerra prácticamente imposible mediante la eliminación de armamentos destructivos. En su discurso del 21 de mayo de 1935, declaró:

“El Gobierno alemán está dispuesto a participar activamente en todas las actividades que puedan conducir a una limitación práctica de armamentos. Considera que un retorno a la antigua idea de la Convención de la Cruz Roja de Ginebra como la única forma posible de lograrlo. Considera que en un primer momento sólo habrá la posibilidad de una supresión gradual y la proscripción de las armas y métodos de guerra que son esencialmente contrarios a la Convención de la Cruz Roja de Ginebra que todavía es válida.

Así como el uso de balas dumdum, fueron una vez prohibidas y, en general, ello se le impide, en la práctica, por lo que el uso de otras armas definidas deben ser prohibidas y evitadas. Aquí, el Gobierno alemán tiene en cuenta todas esas armas que traen muerte y destrucción no solo a los soldados que luchan, sino también a las mujeres y niños no combatientes.

El Gobierno alemán considera como errónea e ineficaz la idea de acabar con los aviones dejando la cuestión del bombardeo abierto. Pero se cree que es posible que proscriba el uso de ciertas armas como contrarias al derecho internacional y para excomulgar a aquellos países que aún las utilizan de la comunidad de la humanidad, sus derechos y sus leyes.

Asimismo, considera que el progreso gradual es el mejor camino hacia el éxito. Por ejemplo, podría prohibirse el lanzamiento de gas, bombas incendiarias y explosivas fuera de la zona de batalla real. Esta limitación podría luego ampliarse a nivel internacional y prohibirse en todos los bombardeos. Sin embargo, siempre y cuando se permita el bombardeo como tal, cualquier limitación del número de aviones de bombardeo es cuestionable en vista de la posibilidad de sustitución rápida.

Si tal tipo de bombardeo, como este, fuera marcado como una barbarie contraria al derecho internacional, la construcción de aviones de bombardeo pronto seria abandonada como superflua y sin efecto. Si, a través del Convenio de la Cruz Roja de Ginebra, en efecto resultó posible para evitar la muerte de un hombre herido o prisionero, debería ser igualmente posible de prohibir, por un convenio análogo, y, finalmente, detener el bombardeo de poblaciones civiles indefensas por igual.

De una manera tan fundamental de abordar el problema, Alemania ve una mayor tranquilidad y seguridad para las naciones que en todos los pactos de los convenios de asistencia y militares.

El Gobierno alemán está listo para aceptar cualquier limitación que conduzca a la abolición de las armas más pesadas, especialmente ajustadas para la agresión. Tales son, en primer lugar, la artillería pesada, y, en segundo lugar, los tanques pesados. En vista de las enormes fortificaciones en la frontera francesa, dicha abolición internacional de las armas pesadas de ataque daría a Francia ipso facto 100 por ciento de seguridad.

Alemania se declara lista a aceptar cualquier limitación del calibre-fortaleza de artillería, acorazados, cruceros y lanchas torpederas. De la misma manera, el Gobierno alemán está listo a aceptar cualquier limitación internacional del tamaño de los buques de guerra. Y por último está listo a aceptar la limitación de tonelaje para los submarinos, o para su abolición total en caso de acuerdo internacional.

Y -Alemania- da la garantía, que estará de acuerdo con cualquier limitación internacional o la abolición de las armas de cualquier tipo durante un espacio de tiempo uniforme.”

Esta vez de nuevo las declaraciones de Hitler no encontraron la más mínima respuesta. Por el contrario, Francia se alió con Rusia a fin de aumentar su influencia preponderante en el continente aún más, y aumentar en un gigantesco la presión sobre Alemania del Este.

Adolf Hitler habla sobre el desarme

En vista de las evidentes intenciones destructivas de sus oponentes, Adolf Hitler se vio obligado a adoptar nuevas medidas para garantizar la seguridad del Reich alemán. El 3 de marzo de 1936, ocupó Rhineland, que había estado sin protección militar desde Versalles, y así cerró la ancha puerta a través de la cual el vecino occidental podría llevar a cabo una invasión. Una vez más, dio el paso defensivo que se había visto obligado a tomar con un llamamiento a la reconciliación liberal en general y para la solución de todas las diferencias. El 31 de marzo de 1936, el –Hitler- formuló el siguiente plan de paz:

1. A fin de dar a los futuros acuerdos que fijan la paz de Europa el carácter de tratados inviolables, las naciones participantes en las negociaciones, lo hacen sólo en condiciones de plena igualdad y los miembros igualmente apreciados. La única razón de peso para la firma de estos tratados puede sólo estar en la viabilidad de estos acuerdos generalmente reconocidos y evidentes para la paz de Europa, y por lo tanto para la felicidad social y la prosperidad económica de las naciones.

2. Con el fin de acortar en el interés económico de las naciones europeas el periodo de incertidumbre, el Gobierno alemán propone un límite de cuatro meses para el primer período hasta la firma de los pactos de no agresión para garantizar la paz en Europa.

3. El Gobierno alemán da la seguridad de no añadir ningún refuerzo de ningún tipo a las tropas en Rhineland durante este período, siempre a condición de que los Gobiernos de Bélgica y Francia actúen de la misma manera.

4. El Gobierno alemán da la seguridad de que no moverán las tropas estacionadas en la actualidad en Rhineland más cerca de las fronteras de Bélgica y Francia durante este período.

5. El Gobierno alemán propone la creación de una comisión integrada por las dos potencias garantes, Gran Bretaña e Italia, y una tercera potencia neutral desinteresada, para garantizar esta seguridad que debe darse por ambas partes.

6. Alemania, Bélgica y Francia, tienen cada uno el derecho a enviar un representante a esta Comisión. Si Alemania, Francia o Bélgica piensan que por alguna razón en particular pueden señalar a un cambio en la situación militar que ha tenido lugar dentro de este período de cuatro meses, tienen el derecho de informar a la Comisión de Garantías de sus observaciones.

7. Alemania, Bélgica y Francia declaran su voluntad en tal caso, de permitir que esta Comisión haga las investigaciones necesarias a través de los militares británicos e italianos adjuntos, y de informe al respecto a las potencias participantes.

8. Alemania, Bélgica y Francia dan la seguridad de que van a otorgar la mayor consideración a las excepciones derivadas de las mismas.

9. Por otra parte, el Gobierno alemán está dispuesto sobre una base de reciprocidad completa con sus dos vecinos del oeste de Alemania, de acordar a cualquier limitación militar en la frontera occidental alemana.

10. Alemania, Bélgica y Francia, y las dos potencias garantes convienen en entablar negociaciones bajo el liderazgo del Gobierno británico de inmediato, o a más tardar, después de las elecciones francesas, para la conclusión de un pacto de no-agresión o de seguridad de 25 años entre Francia y Bélgica, por un lado, y Alemania por el otro.

11. Alemania está de acuerdo en que el Reino Unido e Italia firmarán el pacto de seguridad como potencias garantes, una vez más.

12. En caso de contratos especiales para prestar asistencia militar que surjan como resultado de estos acuerdos de seguridad, Alemania, por su parte declara su voluntad de participar en tales compromisos.

13. El Gobierno alemán por lo tanto reitera su propuesta para la celebración de un pacto de aire para complementar y consolidar los acuerdos de seguridad.

14. Los Gobierno Alemán reitera que si los Países Bajos si así lo desean, están dispuesto a incluir ese país también en este acuerdo de seguridad de Europa occidental.

15. Para estampar esta pacto de paz, al que entraron voluntariamente Alemania y Francia, como la conclusión de reconciliación de una disputa de siglos de antigüedad, Alemania y Francia se comprometen a tomar medidas para que en la educación de los jóvenes, así como en la prensa y las publicaciones de ambas naciones, se evitará todo lo que pueda ser dañino para las relaciones entre los dos pueblos, sea que se trate de una actitud despreciativa o desdeñosa o injerencia indebida en los asuntos internos del otro país. Están de acuerdo en establecer, en la sede de la Liga de las Naciones en Ginebra, una comisión mixta cuya función consiste en presentar todas las quejas recibidas antes de los dos Gobiernos para la información y la investigación.

16. En cumplimiento de su intención de dar a este acuerdo un carácter de una promesa sagrada, Alemania y Francia se comprometen a ratificarlo por medio de un plebiscito de las dos naciones.

17. Alemania expresa su voluntad, por su parte, de establecer contacto con los Estados sobre sus fronteras al sur-este y noreste, con el fin de invitar directamente a la conclusión de los pactos de no agresión ya propuestos.

18. Alemania expresa su voluntad de volver a entrar en la Sociedad de Naciones, ya sea a la vez, o después de la celebración de estos acuerdos. Al mismo tiempo, el Gobierno alemán manifiesta de nuevo como su esperanza de que, después de un plazo razonable y por el método de negociaciones amistosas, la cuestión de la igualdad de los derechos coloniales y el de la separación del Pacto de la Sociedad de Naciones desde sus cimientos en el Tratado de Versalles será aclarado.

19. Alemania propone la creación de un Tribunal Internacional de Arbitraje, la cual será responsable de la observancia de los diferentes acuerdos celebrados, y cuyas decisiones serán vinculantes para todas las partes.

Después de la conclusión de esta gran obra de asegurar la paz en Europa, el Gobierno alemán considera que es necesario y urgente tratar con medidas prácticas para poner fin a la competencia sin límites en materia de armamentos. En su opinión, esto significaría no sólo una mejora de la situación financiera y económica de las naciones, sino sobre todo una disminución de la tensión psicológica.

El Gobierno alemán, sin embargo, no tiene fe en el intento de lograr acuerdos universales, ya que esto estaría condenado al fracaso desde el principio, y por lo tanto sólo podrá proponerse por aquellos que no tienen ningún interés en el logro de resultados prácticos. Por otra parte, es de la opinión de que las negociaciones llevadas a cabo y los resultados obtenidos en la limitación de los armamentos navales deben tener un efecto instructivo y estimulante.

Por tanto, el Gobierno alemán propone que las futuras conferencias tendrán un objetivo claramente definido.

Por el momento, -Alemania- cree que la tarea más importante es llevar la guerra aérea a una atmósfera moral y humana a la protección de los no combatientes o heridos por la Convención de Ginebra. Al igual que la matanza de indefensos heridos o prisioneros, o el uso de balas dum-dum o la conducción de la guerra submarina sin previo aviso, que han sido o prohibidas o reguladas por los convenios internacionales, por lo que debe ser posible para la humanidad civilizada el prevenir el abuso sin sentido de cualquier nuevo tipo de arma, sin que sean contrarias al objeto de la guerra.

Por tanto, el Gobierno alemán formula la propuesta de que las tareas prácticas inmediatas de esta conferencia serán:

1. Prohibición del bombardeo de gas, veneno, o bombas incendiarias.

2. Prohibición del lanzamiento bombas de cualquier tipo en las ciudades y pueblos abiertos fuera del rango de la media artillería pesada de los frentes de combate.

3. Prohibición del bombardeo con armas de fuego de largo alcance de las ciudades a más de 20 kilómetros de distancia de la zona de batalla.

4. Abolición y prohibición de la construcción de tanques de tipo pesado.

5. Abolición y prohibición de la artillería de los calibres más pesados.

Tan pronto como las posibilidades para una mayor limitación de armamentos surjan de tales discusiones y acuerdos, deben ser utilizados.

El Gobierno alemán considera que si incluso un primer paso se hace en el camino hacia el desarme, esto será de enorme importancia para las relaciones entre las naciones, y para la recuperación de la confianza, el comercio y la prosperidad.

De acuerdo con el deseo general de la restauración de las condiciones económicas favorables, el Gobierno alemán se prepara inmediatamente después de la conclusión de los tratados políticos para llegar a un intercambio de opiniones sobre los problemas económicos con los demás países interesados, en el espíritu de las propuestas presentadas, y de hacer todo lo que está a su alcance para mejorar la situación económica en Europa, y la situación económica mundial, que está estrechamente ligada a ella.

El Gobierno alemán considera que el plan de paz propuesto por encima de ella ha hecho su contribución a la reconstrucción de una nueva Europa sobre la base del respeto mutuo y la confianza entre los Estados soberanos. Muchas oportunidades para tal pacificación de Europa, por la que Alemania tan a menudo en los últimos años ha hecho sus propuestas, se han descuidado. Que este intento de lograr la comprensión europea tenga éxito por fin.

El Gobierno alemán cree con seguridad que ha abierto el camino en esta dirección mediante la presentación del plan de paz ya indicado.”

Cualquiera que hoy lea este exhaustivo plan de paz global se dará cuenta en la dirección que el desarrollo de Europa, de acuerdo con los deseos de Adolf Hitler, realmente debería haber procedido. Aquí estaba la posibilidad de un trabajo verdaderamente constructivo, esto podría haber sido un punto de inflexión real para el bienestar de todas las naciones. Pero una vez más el único que llamo a la paz no fue escuchado. Sólo Gran Bretaña respondió con un cuestionario más desdeñoso que evitó cualquier consideración seria de los puntos esenciales que se planteaban. Dicho sea de paso, sin embargo, ella –Gran Bretaña- reveló sus verdaderas intenciones al posicionarse a sí misma como la protectora de Francia y al imponer y comenzar las conversaciones del personal militar regular con la República Francesa al igual que en el período anterior a la Gran Guerra -1º Guerra Mundial-.

Ya no puede haber ninguna duda ahora que las potencias occidentales estaban siguiendo el antiguo camino hacia un conflicto armado y que preparan de manera constante un nuevo golpe contra Alemania, a pesar de los pensamientos y esfuerzos enteros de Adolf Hitler se orientaron a probar que él quiso permanecer en los mejores términos posibles con ellos. En el curso de los años que había llevado a cabo numerosas medidas en esta dirección, de las cuales se hará referencia a algunas más aquí. Él –Hitler- negoció el Acuerdo Naval del 18 de junio 1935 con Gran Bretaña, que tenía previsto que la marina de guerra alemana sólo debería tener una fuerza del 35% en comparación con la de la Armada británica. Con esto el –Hitler- quería demostrar que el Reich, para usar sus propias palabras, tenía “ni la intención ni los medios, ni tampoco era necesario” de entrar en cualquier rivalidad en cuanto a poder naval, como había tenido tan fatídica influencia en su relaciones con Gran Bretaña en los días bien recordados antes de la Gran Guerra.

Hitler aseguró a Francia en cada posible ocasión de su deseo de vivir en paz con ella. Renunció repetidamente en términos claros cualquier pretensión al Alsacia-Lorena. En el regreso al Reich del territorio del Sarre como el resultado del plebiscito, Hitler declaró el 1 de marzo 1935:

“Es nuestra esperanza que a través de este acto de indemnización justa, en la que vemos un retorno a la razón natural, las relaciones entre Alemania y Francia han mejorado de forma permanente. Tanto como nosotros deseamos la paz, debemos esperar que nuestro gran vecino está listo y dispuesto a buscar la paz con nosotros. Debe ser posible para dos grandes pueblos el unirse y colaborar en oposición a las dificultades que amenazan con abrumar a Europa.”

Hitler incluso trató de llegar a un mejor entendimiento con Polonia, el aliado oriental de las potencias occidentales, a pesar de que este país había incorporado ilegalmente millones de alemanes en 1919 y los había sometido a la peor opresión desde entonces. El 26 de enero de 1934, Hitler concluyó un pacto de no-agresión con ella en la que los dos gobiernos acordaron “a resolver directamente todas las cuestiones de cualquier clase que corresponda a sus relaciones recíprocas.”

Así, en todos los lados se opuso a que el enemigo planee su determinación de preservar la paz y se esforzó por proteger a Alemania de esta manera. Sin embargo, cuando vio que Londres y París se estaban armando para el ataque, Hitler se vio una vez más obligado a adoptar nuevas medidas de defensa. El campo enemigo, como hemos visto anteriormente, se había ampliado enormemente gracias a la alianza entre Francia y Rusia. Además de esto, las dos potencias se habían asegurado una línea de comunicación con el sur del Reich a través de Checoslovaquia tras haber concluido un tratado con Rusia, que la puso en la posición de un puente entre el este y el oeste. Checoslovaquia, sin embargo, tenía el control del país de alta altitud de Bohemia y Moravia, que Bismarck había llamado la ciudadela de Europa, y esta ciudadela se proyectaba bastante dentro del territorio alemán. La amenaza a Alemania, por lo tanto asumió proporciones verdaderamente irresistibles.

El genio de Adolf Hitler encontró la manera de lidiar con este peligro. Las condiciones en la Austria alemana, que bajo el terror del Gobierno de Schuschnigg se encaminaba a la guerra civil, le ofrecieron la oportunidad de intervenir para salvar la situación, y para llevar de vuelta al Reich la nación hermana al sur-este que había sido condenada por los poderes vencedores para llevar la vida de un “Estado Libre” decadente y sin esperanzas. Después de que él se había establecido cerca de la línea de comunicación entre Francia y Rusia mencionada anteriormente, un proceso de disolución se produjo en el Estado mixto de Checoslovaquia, que había sido creado artificialmente del conjunto de los más diversos elementos nacionales, hasta después de la liberación de Sudetenland y la secesión de Eslovaquia, los checos por si mismos pidieron la protección del Reich alemán. Con este puente del enemigo que entró en posesión de Adolf Hitler, y al mismo tiempo fue posible una conexión directa con Italia, cuya amistad se había asegurado hace algún tiempo.

Mientras que él estaba ganando este éxito estratégico para la seguridad de su país, Adolf Hitler fue nuevamente tratando con gran afán de llegar a un entendimiento pacífico con las potencias occidentales. En Múnich directamente después de la liberación de los alemanes Sudetes, aprobada por Gran Bretaña, Francia e Italia, Hitler hizo un acuerdo con el primer ministro británico, Neville Chamberlain, cuyo texto era el siguiente:

“Hemos tenido una reunión hoy y estamos de acuerdo en reconocer que la cuestión de las relaciones anglo-alemanas es de primera importancia para los dos países y para Europa.

Consideramos que el acuerdo firmado ayer por la noche y el Acuerdo Naval Anglo-Alemán como símbolo del deseo de nuestros dos pueblos de no ir a la guerra unos con otros de nuevo.

Estamos decididos que el método de la consulta será el método adoptado para hacer frente a cualquier otra cuestión que puedan referirse, nuestros dos países, y estamos decididos a continuar con nuestros esfuerzos para eliminar las posibles fuentes de diferencia y contribuir así a asegurar la paz en Europa.”

—  September 30, 1938. Adolf Hitler, Neville Chamberlain.”

Hitler y Chamberlain en 1938

Memo de Entendimiento firmado por Hitler y Chamberlain en 1938

Dos meses más tarde, bajo instrucciones de Hitler, el Ministro de Asuntos Exteriores alemán, von Ribbentrop, hizo el siguiente acuerdo con Francia:

“Herr Joachim von Ribbentrop, Ministro del Reich de Asuntos Exteriores, y M. Georges Bonnet, ministro francés de Asuntos Exteriores, actuando en nombre y por orden de sus gobiernos, están, en su reunión en París, el 6 de diciembre de 1938, acordaron lo siguiente:

1. El Gobierno alemán y el Gobierno francés comparten plenamente la convicción de que las relaciones pacíficas y de buena vecindad entre Alemania y Francia constituyen uno de los elementos más esenciales para la consolidación de la situación en Europa y en el mantenimiento de la paz general. Los dos Gobiernos, en consecuencia, utilizan todos sus esfuerzos para asegurar el desarrollo de las relaciones entre sus países en este sentido.

2. Los dos Gobiernos reconocen que entre los dos países no hay  una cuestión territorial excepcional, y solemnemente reconocer como definitiva la frontera entre ambos países tal como ahora existen.

3. Los dos Gobiernos están resueltos, mientras que no afecte sus relaciones particulares con otras potencias, a permanecer en contacto con respecto a todas las cuestiones relativas a los dos países, y mutuamente consultar la evolución posterior a estas cuestiones que puedan causar dificultades internacionales.

En señal de lo cual los representantes de los dos gobiernos han firmado la presente Declaración, que entra en vigor inmediatamente.

Hecho en dos documentos originales en lengua francesa y alemana respectivamente, en París, 6 de diciembre de 1938.

Joachim von Ribbentrop, Reich Ministro de Asuntos Exteriores.

             Georges Bonnet, Ministro de Relaciones Exteriores.”

Según todos los cálculos uno podría haber sido capaz de asumir que el camino estaba despejado para la reconstrucción de la colaboración en el que participarían todas las grandes potencias, y que los esfuerzos del Führer para garantizar la paz por fin tendrían éxito. Pero lo contrario era cierto. Apenas había llegado a casa cuando Chamberlain llamó para el rearme en una escala considerable y los planes trazados para un nuevo y enorme cerco de Alemania. Gran Bretaña ahora se hizo cargo de Francia en el liderazgo de este nuevo cerco del Reich, con el fin de obtener un sustituto de la pérdida de Checoslovaquia muchas veces su valor. Ella abrió las negociaciones con Rusia, concedió a Polonia garantía y también Rumania, Grecia y Turquía. Estas eran señales de alarma de la mayor urgencia.

Justo en este momento Adolf Hitler estaba ocupado con la tarea de finalmente eliminar las fuentes de fricción con Polonia. Con este fin Hitler había hecho una propuesta extraordinariamente generosa por la cual la ciudad libre y puramente Alemana de Danzig volvería al Reich, y un paso estrecho a través del Corredor Polaco, que desde 1919 se había desgarrado el noreste de Alemania a una insoportable medida, sería proporcionar una comunicación con el área separada. Esta propuesta, que además proporcionó a Polonia la posibilidad de un pacto de no-agresión de 25 años y otras ventajas, sin embargo, fue rechazada en Varsovia, ya que se creía, consciente de que las autoridades eran de formar uno de los principales miembros del frente común creado por Londres contra Alemania, que cualquier concesión, aunque sea menor, podría ser rechazada. ¡Esto no fue todo! Con la misma conciencia Polonia luego comenzó a ser agresivo, amenazó a Danzig, y se dispuso a tomar las armas contra Alemania.

Así, el momento estaba muy cerca para el ataque contra el Reich de los países que se habían reunido para tal fin. Adolf Hitler, haciendo un esfuerzo final y extremo en interés de la paz, salvó lo que pudo. El 23 de agosto, Ribbentrop logró llegar a un acuerdo de no-agresión en Moscú con Rusia. Dos días más tarde, el propio Führer alemán hizo una oferta final y verdaderamente notable a Gran Bretaña, declarándose listo “para celebrar acuerdos con Gran Bretaña”, “… que no sólo, en el lado alemán, en todo caso salvaguardar la existencia del Imperio Británico, pero si es necesario se garantizaría la ayuda alemana para el Imperio británico, independientemente del lugar donde podría ser necesaria la asistencia”. Al mismo tiempo que estaba dispuesto “a aceptar una limitación razonable de las armas, de acuerdo con la nueva situación política y las necesidades económicas”. Y, por último, Hitler aseguro una vez más que no tenía ningún interés en los asuntos en el oeste y que “una corrección de las fronteras en el oeste están fuera de toda consideración.”

La respuesta a esto fue un pacto de asistencia firmado el mismo día entre el Reino Unido y Polonia, lo que hizo que el estallido de la guerra inevitable. Entonces se tomó la decisión en Varsovia (Polonia) para movilizarse de inmediato contra Alemania, y los polacos comenzaron con los ataques violentos no sólo sobre los alemanes en Polonia, que durante algún tiempo habían sido víctimas de masacres terribles, sino también contra los alemanes en territorio alemán.

Pero incluso cuando Gran Bretaña y Francia ya habían declarado la guerra que deseaban, y Alemania había superado el peligro de Polonia en el este por una gloriosa campaña sin paralelo, incluso entonces Adolf Hitler levantó la voz una vez más, en nombre de la paz. Lo hizo a pesar de que sus manos eran ahora libres para actuar contra el enemigo en el oeste. Así lo hizo, a pesar de la lucha contra él que fue personalmente proclamada en Londres y París con un odio inconmensurable, como una cruzada. En ese momento Hitler poseía el supremo dominio de sí mismo al proclamar en su discurso del 6 de octubre de 1939, un nuevo plan para la pacificación de Europa a la opinión pública en todo el mundo. Este plan fue como sigue:

“Con mucho, la tarea más importante, en mi opinión, es la creación no sólo de una creencia, sino también un sentido de la seguridad europea.

1. Para ello, es necesario que los objetivos de la política exterior de cada Estado europeo debe quedar perfectamente claro. En lo que concierne a Alemania, el Gobierno del Reich está dispuesto a dar una exposición completa y exhaustiva de los objetivos de su política exterior. Al hacerlo, comienza diciendo que el Tratado de Versalles es ahora considerado por ella como obsoleto, es decir, que el Gobierno del Reich alemán y con él todo el pueblo alemán ya no ven causa o razón de cualquier revisión posterior del Tratado, además de la demanda de posesiones coloniales adecuadas justa y debidamente al Reich, con la participación, en primer lugar del retorno de las colonias alemanas. Esta demanda de colonias se basa no sólo en la reivindicación histórica de Alemania de sus colonias, pero sobre todo en su derecho elemental a una parte de los recursos mundiales de las materias primas. Esta demanda no tiene la forma de un ultimátum, ni es una demanda que está respaldado por la fuerza, sino una demanda basada en la justicia política y los principios económicos sanos.

2. La demanda de una reactivación real de la vida económica internacional, junto con la ampliación del intercambio y comercio presupone una reorganización del sistema económico internacional, es decir, de la producción en los estados individuales. Con el fin de facilitar el intercambio de los bienes producidos de esta manera, sin embargo, se debe llegar a un nuevo sistema de mercados y a un ajuste final de monedas, por lo que los obstáculos en el camino del comercio sin restricciones se pueden eliminar de forma gradual.

3. La condición más importante, sin embargo, para un renacimiento real de la vida económica dentro y fuera de Europa, es el establecimiento de una paz garantizada incondicionalmente y de una sensación de seguridad por parte de las naciones individuales. Esta seguridad no sólo será posible gracias a la sanción definitiva de la situación europea, pero sobre todo por la reducción de los armamentos a un nivel razonable y económicamente tolerable. Una parte esencial de este necesario sentido de la seguridad, sin embargo, es una definición clara del uso legítimo y la aplicación de ciertos armamentos modernos que pueden en cualquier momento dado golpear directamente en el corazón de cada nación y por lo tanto, crear una sensación de inseguridad permanente. En mis intervenciones anteriores en el Reichstag en las que hice propuestas con este fin en vista. En ese momento fueron rechazados – presumiblemente por la sencilla razón de que fueron hechas por mí. 

Creo, sin embargo, que el sentido de la seguridad nacional no volverá a Europa hasta acuerdos internacionales claros y vinculantes hayan proporcionado una definición amplia de la medida en que se permite o se prohíbe el uso de ciertas armas.

La Convención de Ginebra, una vez logro prohibir, en los países civilizados, al menos, el asesinato de los heridos, los mal tratos a los presos, la guerra contra los no combatientes, etc, y así como fue posible poco a poco lograr la observancia universal de este estatuto , una forma debe seguramente ser encontrada para regular la guerra aérea, el uso de gas venenoso, de submarinos, etc, y también para definir el contrabando que la guerra va a perder su terrible carácter de un conflicto librado contra mujeres y niños y contra los no combatientes en general. El horror creciente de ciertos métodos de la guerra moderna por voluntad propia acordara una iniciativa hacia a su abolición, y así se volverán obsoletos.

En la guerra con Polonia, me esforcé para restringir la guerra aérea con los objetivos de importancia militar, o sólo emplearlos para combatir la resistencia en un punto dado. Pero seguramente debe ser posible emular a la Cruz Roja en la elaboración de una regulación internacional universalmente válida. Sólo cuando esto se logre la paz pueda reinar, sobre todo en nuestro continente densamente poblada, una paz que, sin contaminar por la desconfianza y el miedo, proporcionará la única condición posible para la verdadera prosperidad económica. No creo que haya ningún hombre de estado responsable en Europa que no desee en su corazón la prosperidad para su pueblo. Pero ese deseo sólo puede hacerse realidad si todos los pueblos que habitan este continente deciden trabajar juntos. Para ayudar en garantizar esta cooperación debe ser la meta de todo hombre que sinceramente está luchando por el futuro de su propio pueblo.

Para lograr este gran objetivo, las principales naciones de este continente algún día tienen que unirse con el fin de establecer, aceptar y garantizar un estatuto sobre una base amplia que asegure para ellos una sensación de seguridad, de tranquilidad, – en resumen , de la paz.

Esta conferencia no podía ser llevada a cabo sin la preparación más completa, i. e. sin aclaración exacta de cada punto en cuestión. Es igualmente imposible que una conferencia de este tipo, que determinaría el destino de este continente durante muchos años por venir, pudiera llevar a cabo sus deliberaciones mientras haya cañones tronando, o ejércitos movilizándose para ejercer presión sobre ella. Dado que, sin embargo, estos problemas deben ser resueltos antes o después, seguramente sería más sensato hacer frente a la solución antes de que millones de hombres sean primero inútilmente enviados a su muerte, y miles de millones de dólares en bienes destruidos. 

La continuación de la situación actual en el oeste es impensable. Cada día prontamente demandara crecientes sacrificios. Tal vez llegue el día en que Francia comenzará a bombardear y destruir Saarbrücken. La artillería alemana, a su vez convertirá Mühlhausen en ruinas. Francia tomará represalias con el bombardeo de Karlsruhe, y Alemania a su vez shell Strassburg. A continuación, la artillería francesa se ​​disparará en Friburgo, y los alemanes en Kolmar o Schlettstadt. Se establecerá Artillería de largo alcance a continuación, y de ambos lados la destrucción golpeará cada vez más, y lo que no puede ser alcanzado por la artillería de largo alcance será destruido desde el aire. Y eso va a ser muy interesante para algunos periodistas internacionales, y muy rentable para el avión, las armas, y los fabricantes de municiones, etc, pero terrible para las víctimas. Y esta batalla de destrucción no se limita a la tierra. No, va a llegar lejos sobre el mar. Hoy en día ya no hay ninguna isla.

Y la riqueza nacional de Europa, se dispersara en forma de conchas, y el vigor de cada nación se debilitara en los campos de batalla. Un día, sin embargo, volverá a haber fronteras entre Alemania y Francia, pero en vez de ciudades florecientes habrá ruinas y cementerios sin fin.”

El destino de este plan fue el mismo que el de todos los anteriores llamamientos hechos por Adolf Hitler en nombre de la razón, en aras de un verdadero renacimiento de Europa. Sus enemigos no le prestaron atención. En esta ocasión tampoco hubo respuesta enviada por ellos. Se adhieren rígidamente a la actitud que habían adoptado en el principio.

Ante esta serie de hechos históricos ¿hay alguna necesidad de más detalles en cuanto a la cuestión de por qué ellos hicieron esto? Ellos habían creado Versalles, y cuando Versalles amenazaba con derrumbarse querían la guerra, con el fin de seguir con un Versalles aún peor. Los reproches que se hacen hoy a Adolf Hitler y la Alemania, retroceden todos y cada uno de quienes las realizan, y caracterizan sus acciones. Ellos son los perturbadores de la paz, que son los que meditan la opresión violenta de otros pueblos y tratan de hundir Europa en destrucción y el desastre. Si no fuera así, ellos ya hace tiempo habrían tomado la mano que se extendió a ellos o al menos haber hecho un gesto de sinceridad en un deseo de cooperar en un nuevo orden, y así ahorrarle a las naciones “sangre, sudor y lágrimas” en exceso.

La historia del mundo es la Corte Internacional de Justicia, y en este caso, como siempre que se tome una decisión que se pronuncie un veredicto justo.

Un Libro sobre este Tema:

The Hitler-Hess Deception: British Intelligence’s Best Kept Secret of the Second World War

Más de los archivos ingleses:

The case of Germany

In Defence of Germany

Publicaciones relevantes en los archivos Alemanes:

Deutschland-England 1933-1939. Die Dokumente des deutschen Friedenswillens

Dokumente zur Vorgeschichte des Krieges

Hitlers Versuche zur Verständigung mit England

DESCARGA EL PDF, LEELO Y COMPARTELO:

http://ia701202.us.archive.org/0/items/WhatTheWorldRejectedHitlersPeaceOffers1933-1939/WhatTheWorldRejectedHitlersPeaceOffers1933-1939ByDr.FriedrichStieve.pdf

Las Iniciativas de Hitler fueron documentadas en el German White Book y en el British Blue book, y en los registros oficiales diplomáticos de otros estados europeos.

Nota: La única “fuerza bruta” había sido usado por los Checos CONTRA los Alemanes Sudetes.

[…]

Vídeo: La victoria de Hitler – La Apelación Final para la Paz y la Cordura, 19 de julio 1940.

Introducción: Este video de 2 horas cuenta con la porción del audio del “Discurso de la Victoria” de Adolf Hitler del 19 de julio de 1940 en el Reichstag, Berlín, tras la victoria de Alemania sobre Francia y sus aliados, los británicos, en el frente occidental en la primavera de 1940. Pero por primera vez, usted escuchará el discurso de Hitler, en su totalidad, hablado totalmente en inglés. El discurso es su propia narración de los acontecimientos de la guerra hasta ese momento, desde la perspectiva alemana, sobre quién y qué causó la guerra, y las razones de sus propias acciones, seguido de una última llamada a la razón, con el fin de detener la las hostilidades y derramamiento de sangre sin sentido. La narración en inglés está colocada sobre la propia voz de Hitler, que todavía es audible. Hay de vez en cuando algunos ruidos de la cinta cerca del principio que no pudieron ser eliminados.

Que yo sepa, no hay vídeo del discurso en que esté disponible, sólo el audio y texto. Era necesario, por tanto, improvisar con una recopilación de imágenes fijas y secuencias de video históricas y citas de la época para acompañar su discurso. En esencia, esto es propio documental de los acontecimientos que condujeron a la guerra, desde la perspectiva de la Alemania de Adolf Hitler, y su testimonio de los hechos que habían ocurrido hasta esta etapa de la guerra, en la que declaró la victoria, pero sin embargo, Hitler –nuevamente- tendió su mano en paz, una vez más, e hizo un último llamamiento a la razón.

Traté de subir la versión completa de YouTube, pero borraron el video en pocos minutos y fue bloqueado en todo el mundo. Entonces acabo de subir los primeros 15 minutos como un tráiler. La versión completa está disponible en archive.org. Ver los siguientes enlaces.

Hitlers Victory – A Final Appeal for Peace and Sanity – Trailer

NOTA: Si tienes dificultades viendo esta versión, al final del articulo podrás descargarlo, o verlo en linea en archive.org

Contenido del Discurso:

Al principio, he incluido una introducción de los noticieros alemanes originales que muestran la dramática llegada de Hitler en el Reichstag ese día, en medio de las celebraciones de la victoria en Berlín. Deje la voz del comentarista alemán original intacto al describir las escenas de la llegada de Hitler. El narrador alemán da entonces un breve resumen de los aspectos más destacados del discurso del Führer, y podrás ver algunas de las figuras destacadas en la asistencia, y tener una idea de la atmósfera jubilosa. El locutor alemán también ha explicado que el discurso estaba siendo transmitido “en vivo” a través de más de 1,000 estaciones de radio y en 30 idiomas diferentes en todo el mundo. Así que lo que decía no era un gran secreto.

Hitler comenzó hablando sobre el Tratado de Versalles y sus esfuerzos por lograr una solución pacífica a los dictados injustos de ese tratado, y cómo no sólo Alemania había sufrido, sino que el mundo en su conjunto también ha sufrido (y todavía estaba sufrimiento) de ella económicamente. Hitler luego explicó por qué era necesario, en defensa propia, el invadir Polonia en 1939, que estaba justificada, en base a la agresión polaca, siendo fomentada y agitado por intereses poderosos en Francia e Inglaterra.

A pesar de las declaraciones posteriores de la guerra de Gran Bretaña y Francia, y aun cuando sus tropas estaban haciendo un gran progreso en Polonia, Hitler explicó en su discurso que él había estado dispuesto a aceptar la mediación propuesta por Mussolini, pero que los aliados no querían de la misma. A la luz de las declaraciones de guerra contra Alemania, y debido a las continuas acciones agresivas tomadas por los aliados, Hitler se sintió obligado tanto y justificado al de forma preventiva invadir la neutral Noruega para evitar a los británicos y franceses. Esto fue seguido por la invasión de Holanda, Bélgica y Dinamarca, en la primavera de 1940 con el fin de proteger a Alemania de cerco militar y de un asalto. Hitler dijo, la evidencia muestra que estos países no se comportaban como países neutrales al defenderse contra los británicos y franceses. Luego explicó cómo los británicos y franceses mismos habían estado planeando invadir esos países supuestamente neutrales con el fin de atacar a Alemania. Él dijo que los documentos encontrados más tarde en Francia, demostraron que había una larga conspiración permanente para la guerra contra Alemania, y para incitar a la guerra en los Balcanes y en otros lugares. Hitler luego detalla la victoria sobre los franceses, paso a paso, y cómo finalmente y completamente destruyo la Fuerza de Invasión Expedicionaria Británica en Normandía.

Los documentos secretos de los aliados:

Un punto a destacar es cuando Hitler explica que, en el curso de la batalla en Francia, un soldado de la Wehrmacht, en el proceso de búsqueda de algunos vagones del tren, encontró un documento de alto secreto francés, que mostró a sus superiores inmediatos, que luego remitió al Alto Mando alemán. Luego ordenó una búsqueda más amplia y más profunda, lo que llevó al descubrimiento de un tesoro de documentos diplomáticos que detallan todos los planes aliados y exponen en plenitud su agenda de guerra, y los nombres de los líderes aliados que habían firmado en él. Hitler también mencionó que sus propios agentes de inteligencia del Reino Unido habían oído algunas conversaciones telefónicas a las cuales llamo “Los Traficantes de Guerra Británicos”. Pero también satirizó a Churchill en varios segmentos, por su bullicio y valentía, que inclinó su mano, y también por sus propias malas decisiones que llevaron a varios desastres militares británicos, que Churchill estaba tratando de hacer girar de alguna manera como “victorias”. Hitler describió a los líderes aliados esencialmente como marionetas de los intereses de la Judería Internacional y  la Francmasonería.

La batalla militar en el frente occidental:                   

Hitler tomó el crédito para las decisiones tomadas para proteger a Alemania y por el plan de guerra completo, pero colmo de elogios y agradecimientos a todo su Staff de Generales, sus viejos camaradas del partido, y a todos los héroes que hicieron posible la victoria, incluyendo en el frente interno. Luego rindió homenaje a Mussolini, y los italianos, dándoles las gracias por su apoyo y amistad, detallando su contribución. Hitler luego detalla lo bien preparado y unido que estaban los alemanes, en todos los sentidos, para una lucha larga y dura hasta el final. Hitler añadió que todavía estaba convencido de la integridad de Stalin respecto a su pacto de amistad, que habían firmado en agosto de 1939 que proporcionó la seguridad en las fronteras orientales de Alemania.

En la parte central del discurso de Hitler se detuvo para anunciar una serie de promociones dentro de las filas de sus fuerzas militares. En aras del tiempo y el flujo de la presentación del video, no he incluido ese segmento, que duró unos 10 minutos. Sin embargo, yo estoy proporcionando el texto completo del discurso, tanto en inglés como alemán, y esos documentos incluyen la lista de nombres del personal militar y sus nuevos rangos.

Conclusión:

Finalmente, en el último segmento del discurso, después de documentar todos los hechos y las razones que le han conducido a la guerra, una guerra que declaró enfáticamente que él nunca había querido, habla de lo ridículo e innecesario que era todo, y la huelga devastación y la miseria sin sentido que ya –la guerra- había causado. Hitler lamentó las futuras muertes y destrucción que seguramente vendrá si los aliados insistieran en la búsqueda de su guerra absurda e innecesaria. Hitler entonces reiteró su temor de que los aliados, una vez más, a pesar del hecho de que él los había derrotado, trataran de caracterizar su apelación humilde y sincera de la paz, como un signo de debilidad, y utilizarlo en la promoción de su agenda de guerra. Sin embargo, siguió con otra, y esta vez, la apelación final a los británicos por la paz, la razón y la cordura.

Metraje de Vídeo:

Entrelace en el noticiero alemán filmaciones originales (sin sonido), que representan los acontecimientos que estaba describiendo. Algunos de las imágenes que podrás ver desde el principio no son de buena calidad, pero es la mejor que pude encontrar. Sin embargo, se hace cada vez mejor. También podrá ver algunas imágenes de Chamberlain, Churchill, el Dr. Goebbels, el Dr. Todt, Rudolf Hess y Hermann Goering, así como, Mussolini.

El mismo discurso en si es de aproximadamente 90 minutos de duración en este formato ligeramente editado.

Características:

Los últimos 30 minutos contienen imágenes de alta calidad originales del noticiero alemán de la “Batalla de Dunkerque”, que muestra la completa aniquilación de las fuerzas británicas, así como, a los miles de soldados franceses aturdidos y desconcertados, ya que fueron capturados o se rindieron. También verá cómo estaban siendo tratados con humanidad y atendidos de acuerdo a la Convención de Ginebra. Y, por último, verá un grupo de soldados británicos capturados o rendidos en Noruega, uno de los cuales explica en Inglés lo que pasó y lo bien que está siendo tratado. Por favor, tenga en cuenta lo amable que era toda la situación, y cómo esto es una contradicción total de la imagen de “nazis malos” que siempre nos han metido en la cabeza por Hollywood y los historiadores oficiales.

Aquí puedes ver el vídeo completo en archive.org: (Click en la imagen)

Click para ver el video en Archive.org

DESCARGA DIRECTA (2GB .AVI)

DESCARGA DIRECTA (708 MB .MP4)

DOCUMENTOS – Versión textual del discurso anterior

English: Adolf Hitler – Discurso en Berlin, Julio 19 de 1940 – Inglés anotado (pdf)

Deutsch: Adolf Hitler – Rede vom 19. Juli 1940  original (pdf)

Fuente: J4GJ4G

http://www.wintersonnenwende.com/scriptorium/english/archives/nothanks/wwr00.html

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
Periódico Al Derecho

Periódico de los estudiantes de la Facultad de Derecho

Ende der Lüge

Nur die Wahrheit macht uns frei!

Two Hundred Years Together

A History of the Russians and the Jews

Allarme Ebreata

Senza Censura – Pagina non adatta per Stolti!

Aryanity

forbidden secrets of the Aryan race

La Voz del IV Reich

Expresión Nacional Socialista Hispanica

Real Science

"Science is the belief in the ignorance of the experts" - Richard Feynman

The New Nationalist

Third Position Nationalism: The Triumph of Good Over Evil

Tinnelle88

Truth Seeker

The Big Picture

A Ground-Breaking Documentary on Child Trafficking

Wide Awake Gentile

A fine WordPress.com site

Theory, Evolution, and Games Group

The EGG studies theoretical computer science, evolution, and game theory.

Bre Faucheux

AltRight. Nationalist. Author. YouTuber.

GrrrGraphics on WordPress

www.grrrgraphics.com

The Rationalists

Activists for reason

The Golden One

Honour the Gods, Love your Woman, Defend your Country

A %d blogueros les gusta esto: