RSS

PRIMER DISCURSO DE ADOLF HITLER COMO CANCILLER DE ALEMANIA

12 May

PRIMER DISCURSO DE ADOLF HITLER COMO CANCILLER [COMPLETO] [SUB ESP]

Podéis descargar el vídeo junto a la transcripción en alemán y el archivo de audio original a través de mega.

Primer discurso de Adolf Hitler como canciller de Alemania, celebrado el viernes, 10 de febrero de 1933 en el Sportpalast de Berlín, sólo 11 días después de asumir el cargo. En este histórico evento de masas, Adolf Hitler explica los motivos que le llevaron a crear el movimiento nacional socialista, la ruina que trajo consigo la revolución marxista instigada por la Judería internacional en noviembre de 1918 y los doce puntos de su programa político, centrados en el resurgir nacional del pueblo alemán. Si bien Adolf Hitler no nombra en ningún momento a los judíos, sí lo hace indirectamente atacando el marxismo, creación genuinamente judía, o nombrando al ex ministro de finanzas judío Rudolf Hilferding, uno de los principales responsables de la crisis de inflación que asoló Alemania en los años 20. Quien sí nombra directamente a la Judería organizada es Joseph Goebbels, en su introducción al discurso de Adolf Hitlerpueblo internacional, y como tal, enemigo mortal no sólo del etno-nacionalismo alemán, sino de todos los pueblos de la Tierra. Para ver la introducción de Goebbels:

MENSAJE DE GOEBBELS A LOS JUDÍOS [10 FEBRERO 1933]

El 10 de febrero de 1933 se celebra en el Sportpalast de Berlín un momento histórico: Adolf Hitler se dirige por primera vez a la nación como canciller de Alemania en un mitin de proporciones colosales. Joseph Goebbels hace una brillante introducción exponiendo a los enemigos del resurgir nacional.

Traducción y edición: Alerta Judiada

Donaciones: (Traducir y editar vídeos requiere muchas horas de trabajo. Toda donación, por pequeña que sea, es bienvenida.)

https://www.paypal.com/cgi-bin/webscr?cmd=_s-xclick&hosted_button_id=WS7Q8E5RFMYS2

¡Salve Victoria!

Fuente: AJ

 
11 comentarios

Publicado por en 12 mayo, 2016 en La verdad sobre Hitler y la SGM

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

11 Respuestas a “PRIMER DISCURSO DE ADOLF HITLER COMO CANCILLER DE ALEMANIA

  1. Boanerges

    16 agosto, 2016 at 5:54 PM

    Buenas Irokoin, tengo un par de dudillas, a ver si tú me las puedes resolver:
    1-¿Son reales estos mapas https://mobile.twitter.com/quintanapaz/status/686494924766883840 ?
    Según ellos, los que votaron por él NSDAP fueron los protestantes, cosa que me extraña, puesto que el nacional socialismo nació en la católica Baviera y la gran mayoría de dirigentes NS (incluyendo el mismo Hitler, además de Goebbels o Himmler, pudiendo también sumar a este grupo a gente como Degrelle) eran católicos o provenían de ambientes católicos.
    2-¿Que hay de verdad y de mentira en este texto sobre Dollfuss http://hispanismo.org/europa/22843-engelbert-dollfuss-el-canciller-de-oro.html ?

    Me gusta

     
    • Irokoin

      23 septiembre, 2016 at 1:12 PM

      Hola Boanerges, gracias por tu comentario… 1) No hay nada de extraño en eso, a pesar de que los lideres NS vinieran de un núcleo católico, nunca se dirigieron a los alemanes católicos, su retórica siempre descanso en los alemanes sin distinción religiosa y era dirigida a todos usando como base a la sangre (linaje), la razón del escepticismo inicial por parte de los alemanes católicos es porque la iglesia católica (i.e. el vaticano) nunca vio con buenos ojos al Nacionalsocialismo, y los seguidores de esta religión como es de esperarse adoptaron esa visión, fue solo luego de 1933, mientras Hitler gobernada, que poco a poco se ganó el favor de todo el pueblo alemán, llegando a obtener el 98,8% de aprobación en 1936. Y claro, luego de 1933, por cuestiones de diplomacia, el vaticano adopta una postura neutral, al igual que el Reich, culminando en el Concordato Imperial (Reichskonkordat) firmado el 20 de julio de 1933, con el que se buscaba regular las relaciones entre ellos en materias de mutuo interés, o en palabras simples: “Tú no te metes conmigo, y yo no me meto contigo.” El gobierno Nacionalsocialista contaba con el apoyo de todo el pueblo alemán, fueran estos católicos, protestantes, cristianos, ateos, paganos, deístas, gnósticos, o lo que fuera, la religión no importaba, solo la raza. Es necesario que dejen de pensar en términos de religión, o partidismos de algún tipo, cuando empiecen a pensar en términos de conciencia racial, muchos aspectos del Nacionalsocialismo, que anteriormente puedan parecerles extraños, caerán en su justo lugar como arte de magia.

      2) Asumo que quieres saber si Dollfuss fue realmente asesinado por un miembro del partido NS de Austria, pues sí, es cierto, si no mal recuerdo, el sujeto le disparo el 25 de julio en su oficina durante un golpe de estado, o mejor dicho, un intento, pues fallaron, y los sujetos (los golpistas) fueron ejecutados públicamente. Lo que encuentro gracioso son el doble estándar de esos hispanistas, llaman a Hitler dictador, pero Dollfuss es un “canciller de oro”, en 1933 el canciller de oro abolió el parlamento, ilegaliza el partido NS austriaco, a los socialdemócratas, socialistas nacionales, incluso a los comunistas, a todos, excepto a su partido, un movimiento en contra de la voluntad popular, ya que en esa época era sabido que los austriacos querían ser reunificados con Alemania desde que fueron separados, algo que demostraron en 1938, cuando el 99.73% voto a favor de la reunificación con Alemania.

      https://quenosocultan.wordpress.com/2013/09/29/desacreditando-el-mito-de-la-anexion-la-reunion-de-austria-con-alemania-fue-el-ejemplo-mas-grande-de-la-democracia-en-la-historia/

      Saludos.

      PD: Personalmente no considero a Dollfuss como un “dictador” por ilegalizar a todos los partidos políticos excepto el suyo, el sistema de partidos es un cáncer que solo causa división y odio entre un mismo pueblo. Siempre debe haber un líder responsable de sus acciones, no un montón de burócratas corruptos que evaden su responsabilidad escondiéndose detrás de un parlamento sin rostro.

      PD 2: Disculpa lo tardío de la respuesta, últimamente me encuentro muy ocupado.

      Me gusta

       
      • Boanerges

        24 septiembre, 2016 at 3:26 PM

        Muchas gracias Irokoin, resulta que surgió este tema con un amigo y me asaltaron dichas dudas. En el caso de Dollfuss, tenía entendido que (por lo menos durante su juventud) fue un pangermano convencido. Yo tampoco le considero un ‘dictador’, sería caer en el maniqueísmo en el que cayeron los carlistas del Siglo Futuro que escribieron el artículo (y que conste que yo admiro y siento muchísima simpatía por el carlismo): Dollfuss no era desde luego un demócrata, ni un liberal, era un católico del Partido Socialcristiano (al que Hitler elogió en Mein Kampf, en especial a su miembro y alcalde de Viena Karl Lueger) que desarrolló en Austria un modelo fascista, razón por la cual contó con el apoyo de Mussolini, pero no tenía el carisma del Führer, ni tampoco hubiera podido evitar el Anschluss, que era natural entre una nación dividida, a la que se le había prohibido su reunión en el Diktat de Versalles.

        Me gusta

         
  2. nicoirreverente

    8 agosto, 2016 at 10:49 AM

    poco a poco despierta el mundo

    Le gusta a 1 persona

     
  3. Pau

    29 junio, 2016 at 12:30 PM

    Muchas gracias por abrir la puerta y dejar entrar la luz.
    Un abrazo.

    Me gusta

     
  4. Corinna Lebert

    24 junio, 2016 at 10:52 AM

    Minuto 28:20 del primer vídeo:

    “Y luego vino la degeneración de nuestra cultura. Esta ola de contaminación de toda nuestra vida cultural. La corrupción de nuestra literatura, la intoxicación de nuestro teatro, del cine, de todo el arte… que enloquece de forma paulatina. ¡Millones de nuestros camaradas alemanes ya no participan más! ¡Ya no les transmite nada más!. Este ‘arte’ que no ha nacido de nuestro pueblo, ¡Sino que nos es ajeno y permanecerá ajeno!. No tiene nada que ver con el carácter alemán, no ha nacido de nuestra alma. Solo por medio de una prensa diligente se le ha impuesto a nuestro pueblo. Habiéndolo adecuado a nuestro paladar. […] La extirpación de todos los recuerdos de nuestro pasado alemán. La difamación de todos los grandes hombres de nuestro pueblo. La supresión de su recuerdo de los corazones y mentes de los pequeños jóvenes alemanes. Y con ello básicamente la deshonra de la historia alemana en general. Nada de lo que una vez fue grande, nada de lo que ayudó a instaurar este Estado y este pueblo, a fortalecerlo,… nada, fue respetado por estos ataques subversivos y corrosivos. Todo despreciado, comenzando por los símbolos del pasado, por las escarapelas y banderas hasta los grandes hombres de nuestra historia.”

    Minuto 52:46 del primer vídeo:

    “La restauración de la integridad de nuestro pueblo. Esta integridad en todas las facetas de nuestra vida. […] Pero también la integridad en nuestra cultura. Queremos restaurar de nuevo, sobre todo, el honor alemán. ¡Volver a restaurar el respeto por él! ¡Y el compromiso hacia él!. Y queremos grabar en nuestros corazones el compromiso con la libertad. Queremos así también hacer feliz a nuestro pueblo con una cultura realmente alemana. ¡Con un arte alemán! ¡Con una arquitectura alemana! ¡Con una música alemana!… Que ha de reflejar nuestra alma. Queremos así motivar el respeto a las grandes tradiciones de nuestro pueblo. Motivar el profundo respeto por los logros del pasado. La humilde veneración de los grandes hombres de la historia alemana. ¡Queremos guiar de nuevo a nuestros jóvenes a este grandioso Reich de nuestro pasado!. Los actos y el trabajo de nuestros antepasados. Humildemente han de inclinarse ante aquellos que, antes que nosotros, vivieron y crearon y trabajaron y actuaron sobre lo que hoy nosotros podemos vivir.”

    ________________

    Esas palabras de Hitler parecen un extracto muy similar de las ideas de Erich y Mathilde Ludendorff “en pro de un conocimiento alemán de Dios acorde con la raza” de su movimiento Bund für Gotteserkenntnis (‘Sociedad para el Conocimiento de Dios’) y de la organización Ahnenerbe.

    La cuestión de la religión vista como una manera de interpretar el mundo estaba contemplada desde las ideas que relacionaban el código genético con el comportamiento espiritual de las razas y que sostenían la “adecuación racial” o grado de acomodación a la idiosincrasia de la raza que debía asumirla para la preservación de la identidad y la cultura nacionales.

    La moral cristiana era vista como una Fremdmoral, es decir, una moral extranjera respecto al pueblo alemán. Este término era referido en general a principios morales que no se habían originado dentro de la propia “especie” (Artung), y así socavaba la ética “específica” propia (arteigene).
    Así, bajo el régimen nacionalsocialista, el programa de una “religión conforme a la raza” tuvo como una de sus metas, despojar al cristianismo de todo rasgo judaico. Este “cristianismo” que debía ser purgado de sus elementos hebreos y se infundía con elementos indoeuropeos, se conoció con el término, creado por Alfred Rosenberg, de “cristianismo positivo”. Todo ello seguía un plan a largo plazo de descristianizar Alemania y revertir gradualmente el proceso de la evangelización de siglos atrás, utilizando exactamente el mismo método que la Iglesia usó contra el paganismo mediante el sincretismo religioso, y de este modo hacer retornar al pueblo a sus tradiciones originales.

    Los proponentes principales del “cristianismo positivo” (Rosenberg, Himmler, Goebbels y Bormann) eran bastantes conocidos por su rotundo rechazo al cristianismo. Rosenberg, junto con Robert Ley y Baldur von Schirach, respaldó el Movimiento de la Fe Germánica (Deutsche Glaubensbewegung), organización neopagana que rechazaba ampliamente las concepciones judeocristianas de Dios, y que fue formado bajo el Tercer Reich con la intención de reemplazar las instituciones cristianas tradicionales y reducir su influencia.

    Sin embargo, Hitler dejó claro que no estaba interesado en un “cristianismo arianizado”, idea que abandonó hacia 1940, o en el mito del “Jesús ario” promovido ya anteriormente por Houston Stewart Chamberlain, Lanz von Liebenfels, y algunos miembros del partido. Más bien, los festivales de la Iglesia, plagiados por el cristianismo a los paganos, en primer lugar, debían recuperar su significado pagano.

    En cuanto a las SS, el texto segundo de los juramentos que debían hacerse para ser miembro de ellas, decía: “Crees en Dios o los Dioses?” y debía responderse: “Sí, creo en Dios (o los Dioses)”.

    Todos los soldados llevaban en su cinturón la tradicional frase adoptada del Reino de Prusia “Gott mit uns” que significa “Dios con nosotros”. Si bien el concepto de “Dios” para líderes como Himmler, Rosenberg o el propio Hitler, implicaba un significado más allá que el Dios judeocristiano.

    “En el Movimiento de la Fe Germana hay gente suficientemente inteligente no sólo para creer sino para saber que el Dios de los germanos es Wotan y no el dios judeocristiano.” [Carl G. Jung, Wotan.].

    El Tercer Reich hizo uso tanto de simbología cristiana como pagana en sus desfiles y propaganda, pero la pagana siempre predominaba y sus desfiles y marchas tenían la intención de rememorar el pasado pagano. La esvástica que Hitler adoptó como símbolo de su movimiento, es propiamente un símbolo solar que tiene su origen en las creencias indoeuropeas precristianas, y el grito de “¡Sieg Heil!”, es una aclamación a la Victoria que procede igualmente del pasado pagano, tal como en Roma lo era “¡Salve Victoria!”.

    Si el NSDAP fue una organización política que se inmiscuía poco en los asuntos religiosos, principalmente por razones diplomáticas, la SS, en su calidad de Orden ideológica y destinada a ser la aristocracia de Occidente, emitió igualmente reivindicaciones en este terreno. El retorno a un universo mental propiamente ario no podía dejar de lado lo que une al hombre con el principio superior absoluto, es decir la religión. La denuncia del carácter halógeno inherente al judeocristianismo, que había impregnado a las mentalidades europeas desde hacía siglos, alcanzó una virulencia tal vez superior a la referida al judaísmo. No se perdonaba al cristianismo, derivado de la filosofía judaica, haber vehiculado una ideología mundialista y haber sistemáticamente borrado, humillado y denigrado todo lo que pudiera recordar a la antigua cultura germánica (Ver por ejemplo: Roble de Thor).

    En las esferas de la SS se enseñaba abiertamente a rechazar al cristianismo, y en su lugar se estudiaba el pasado pagano y se empleaban emblemas rúnicos que en siglos atrás fueron perseguidos y demonizados por la Iglesia. A su vez, las Juventudes Hitlerianas editaban folletos en los que el cristianismo era colocado, junto al judaísmo, la prensa, la francmasonería, el bolchevismo, como enemigo internacional del pueblo alemán:

    “La iglesia cristiana, sobre todo, la Iglesia Católica Romana, rechaza el pensamiento racial afirmando que “todos los hombres son iguales ante Dios.” Todos los que son de la fe cristiana, ya sean judíos, negros de la selva, o blancos, son mejores y más valiosos para ella que un alemán que no es cristiano. La fe salvadora es el único vínculo. (…) ¿Por qué nos encontramos con la tontería de la “igualdad humana” en la masonería, el marxismo y la Iglesia cristiana? Los tres están luchando por el poder mundial en un grado u otro. Por lo tanto, son internacionales. Ellos nunca podrán aceptar lazos raciales, étnicos o nacionales entre las personas, sin renunciar a sus propios objetivos.”.

    Y en folletos educativos de la SS sobre Política Racial se leía:

    “El judío Pablo era sobre todo responsable de la idea, a pesar de su orgullo en su ascendencia judía pura… El Imperio Romano experimentó una considerable mezcla racial, que alentó a la rápida propagación de la nueva doctrina de la igualdad racial. Cualquier persona podía convertirse en cristiano, ya sea romano, griego, judío, negro, etc. Como cristianos, todos eran iguales, y lo importante era que pertenecían a la Iglesia y que aceptaban sus enseñanzas. Las únicas diferencias que contaban eran las que existen entre los creyentes y los no creyentes, y entre los sacerdotes y los laicos dentro de la Iglesia. Dado que todos los hombres fueron creados a imagen de Dios, era todo lo necesario para ser ganado por la Iglesia. El objetivo es una humanidad unificada en una Iglesia que lo abarca todo dirigido por los sacerdotes. La expresión más clara de esto viene en la declaración del Papa Pío XI el 29 de julio 1938: “Uno se olvida hoy que la raza humana es una sola, grande y católica raza.” Esta doctrina religiosa no provino de la religión nativa de una raza o de un pueblo racialmente puros. Se desarrolló en el Oriente durante un período de caos racial de las más variadas culturas y encontró su forma definitiva bajo la influencia bizantina.”.

    La desaparición progresiva del cristianismo debía, pues, hacerse a beneficio de un retomo al espíritu fundador de Europa que había animado la religión pagana de los antepasados. La SS proponía redescubrir el principio de una actitud religiosa propiamente aria ante la vida y el mundo, ahogada y disfrazada bajo afeites cristianos, pero siempre presente, especialmente en el mundo campesino. Se devolvía a la religión su sentido primordial volviendo a colocarla en el marco natural visible, reflejo del orden superior invisible. El hombre tomaba consciencia del hecho de que no era más que un elemento del orden natural, sometido a su ley como cada ser vivo. No podía, pues, realizarse plenamente más que en este mundo, llevando una vida que desarrollara y mantuviera las cualidades del cuerpo, del carácter y del espíritu. Despreciar el aspecto físico y material, igual que el mundo viviente en general, equivalía a despreciar el modo de expresión sensible de lo divino. Por su respeto de las diferencias y su oposición a la mezcla uniformadora, el hombre seguía los grandes mandatos de la naturaleza soberana. Esta piedad profundamente fiel al mundo de las leyes naturales eternas, se alejaba tanto del ateísmo considerado como un producto de la decadencia como de las anticuadas prácticas del cristianismo.

    El cristianismo fue considerado, además, como el precursor del bolchevismo, y a ambos como revueltas contra la Naturaleza misma, siendo ambos creaciones judías. Martin Bormann recordaba a Hitler diciendo: “El cristianismo es una religión en contra de la ley natural, una protesta contra la naturaleza. Llevado a su extremo lógico, el cristianismo significaría el cultivo sistemático del fracaso humano (…) El cristianismo puro, -el cristianismo de las catacumbas- se ocupa de traducir la doctrina cristiana en un hecho. Simplemente conduce a la aniquilación de la humanidad. Simplemente es todo el corazón del bolchevismo bajo un oropel de metafísica”.

    En su obra Mein Kampf (Parte II, Capítulo V: Weltanschauung y Organización) Hitler escribe:

    “Cada uno puede hoy, con pena, comprobar que, en la Antigüedad, mucho más libre, el primer terror espiritual se verificó con motivo de la aparición del cristianismo. Es efectivo el hecho de que el mundo, desde aquel tiempo, fue torturado y dominado por ese sectarismo fanático.”

    En resumen:

    El nacionalsocialismo aspiraba a una renovación de orden religioso y a una unión con el origen y los ancestros y buscó la reconstrucción y restitución de la cosmovisión espiritual original germánica y sus tradiciones, es decir, el paganismo de los pueblos germanos. Si bien, en un principio, por motivos diplomáticos, el Tercer Reich llegó a considerar a la religión, especialmente las dos iglesias cristianas mayoritarias (católica y protestante) como una fuerza política que podía contribuir a repeler al marxismo ateo, y se llegaba incluso al punto de considerarla como un instrumento de un gobierno antimarxista. Por ello, el propio Hitler expresamente dijo que las dos iglesias eran “los más importantes factores del mantenimiento de nuestro carácter nacional”, esto como un reconocimiento pragmático de su importancia política.

    Le gusta a 1 persona

     
  5. Matt

    15 mayo, 2016 at 4:25 AM

    Que tal ,”irokin” ? Soy un tipo que anda metido en este gran lio del revisionismo , y como puedo apreciar, muchos de los seguidores. Admiro y promuevo gran parte de la historia no contada sobre el 3 reich. Ahora bien , no puedo encontrar informacion alguna sobre los supuestos contactos y respaldos con los que contaba hitler y mussolini por parte de determinados “bancos sinarquicos”(lazard freres ), habras oido hablar de eso…Todo lo que enuentro es informacion muy vaga y partiendo de la premisa que lo que fundamentalmente se implanto era un sistema economico muy diverso, apartado de la usura banquera ,no puedo llegar a entender la supuesta conexion. Por lo que veo dispones de mucho material y espero que puedas rellenar mi vacio intelectual. desde ya,gracias

    Me gusta

     
    • irokoin

      24 mayo, 2016 at 12:08 PM

      Hola Matt, gracias por tu comentario… Es un mito, tal como el que dice que Hitler fue financiado por los Rothschild, o los Rockefeller, o por el banquero judío Sidney Warburg, una persona que ni siquiera existió. Hay muchos mitos como este, creados por las agencias de inteligencia aliada, mitos diferentes dirigidos a segmentos particulares, muchos de estos mitos son tratados en un fantástico libro que te recomiendo comprar, Desperate Deception – British Covert Operations in the United States 1939-44, de Thomas E. Mahl. En lo que a la financiación de Hitler y el NSDAP se trata, puedes encontrar una evaluación precisa en el libro de James Pool, Who Financed Hitler: The Secret Funding of Hitler’s Rise to Power, 1919-1933, el cual absolutamente refuta la leyenda de que la gran banca o los intereses industriales jugaron un papel sustancial en la financiación de Hitler. La mayor parte del dinero del partido Nacionalsocialista vinieron de pequeñas contribuciones y las ventas de la literatura, de empresarios alemanes, de aportes de miembros mismos, incluido el mismo Hitler, que aunque mucha gente no lo sepa, gano mucho dinero con las regalías por la venta de su libro, Mein Kampf. El libro fue un Best Seller alrededor del mundo, traducido a 11 idiomas, para 1939 ya había vendido en todo el mundo más de 5 millones de copias. En su apogeo, las regalías le daban 1 millón de dólares anuales, lo que hoy equivaldría a poco más de 17 millones de dólares al año, mucho de este dinero Hitler lo usaba para financiar las operaciones del partido, en otras palabras, Hitler no necesitaba dinero de ningún banquero judío o gentil. En diciembre de 1939, en señal de buena fe, Hitler dio el 100% de las regalías por las ventas en Gran Bretaña, a la Cruz Roja Británica, un gesto que el gobierno británico pareció no importarle.

      “Mein Kampf” To Help British Red Cross, The Mercury, sábado 16, diciembre de 1939, p. 8
      http://trove.nla.gov.au/newspaper/article/25775709

      Saludos.

      Me gusta

       
    • Ugangskrake

      31 mayo, 2016 at 11:44 AM

      Estimado Matt, no pude evitar leer tu comentario, te comento que la hiperinflacion de aquellos años 20-30 era similar a la que vive venezuela sino es que peor (mas de 1000%), solo habia 3 maneras de mitigarlo y ninguna de las 3 eran una opcion para Alemania, 1 elevar impuestos (no habia trabajo), 2 pedir prestado a los bancos (imposible), 3 imprimir mas dinero (provocaria mayor inflacion), sin embargo la forma que lograron superarla en solo 5 años fue admirable, a raiz de eso los bancos le declararon la guerra a Hitler (literalmente) que dura hasta nuestros dias. En resumen Hitler nacionalizo los bancos, una decision suicida en estos tiempos, por lo que pensar que fue financiado por los mismos judios es impensable para mi.

      https://quenosocultan.wordpress.com/tag/hjalmar-schacht/

      Me gusta

       
      • LUCIANA RAQUEL castañeda orrego

        21 agosto, 2016 at 10:21 PM

        PERO UGANGSKRAKE, PERO AUN ASI ES INDMOSTRABLE QUE LO HAYAN HECHO(en un post de este blog al inicio dice que existen algunas pruebas documentada de que si fue financiado en sus inicios pero despues se revelo, mas adelante en el mismo post demuestra que eso fue MENTIRA! lo unico que queda es seguir investigando y acabar con esta leyenda supuestamente real de 1 buena vez)…

        Me gusta

         
  6. Gustavo Cristaldo

    13 mayo, 2016 at 5:50 AM

    Gracias estimado Camarada por compartirme sus estudios sobre el Nacional Socialismo, desde GUIA seguimos el camino de la Tercera Posicion Anti-Sionista, un saludo en alto y Sieg Heil

    Enviado desde mi Windows Phone ________________________________

    Me gusta

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Scottish Dawn

Alba Gu Bràth

Periódico Al Derecho

Periódico de los estudiantes de la Facultad de Derecho

Ende der Lüge

Nur die Wahrheit macht uns frei!

Two Hundred Years Together

A History of the Russians and the Jews

Allarme Ebreata

Leader del Controsemitismo in Italia

Aryanity

forbidden secrets of the Aryan race

La Voz del IV Reich

Expresión Nacional Socialista Hispanica

Real Science

"Science is the belief in the ignorance of the experts" - Richard Feynman

The New Nationalist

Third Position Nationalism: The Triumph of Good Over Evil

Tinnelle88

Truth Seeker

The Big Picture

A Ground-Breaking Documentary on Child Trafficking

A %d blogueros les gusta esto: